La agricultura es un pilar básico de las economías rurales en Europa: proporciona puestos de trabajo y apoya a las comunidades locales. Pero las zonas rurales sufren elevados niveles de pobreza y desempleo, además de bajos niveles de inversión en servicios e infraestructuras, según se explica en esta infografía de EURACTIV, socio de EFE.

Al tiempo que los más jóvenes buscan nuevas oportunidades laborales en otros lugares, la población rural de la Unión Europea (UE) envejece paulatinamente, y a menudo se abandonan las tierras.

¿Cómo puede ayudar la PAC?

La Política Agrícola Común (PAC) puede ayudar a combatir la pobreza rural y el abandono de tierras, al tiempo que contribuye a una renovación generacional en las explotaciones agrícolas de Europa.

 

 

 

 

 

 

 

Los pagos directos son un apoyo a los ingresos, al tiempo que los programas de desarrollo rural aportan amplios beneficios a la sociedad en las comunidades rurales.

Los agricultores y ganaderos menores de 40 años pueden acceder a un complemento del 25% en pagos directos durante sus primeros cinco años de actividad.

Los agricultores que enfrentan situaciones especialmente desfavorables (entre otras, zonas montañosas, tierras improductivas, regiones en latitudes muy al norte, climas extremos, baja densidad de población) o cuidan determinados paisajes o zonas costeras, también pueden recibir pagos extra.

(Texto: Aymone Lamborelle (EA.com) y Fernando Heller (EuroEFE)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here