Hecho en los Pirineos, I Congreso del producto y la gastronomía de los Pirineos, ha completado su programación, que reúne en Huesca a lo largo de cuatro días, del 18 al 21 de marzo, un elevado número de debates, mesas redondas, talleres, conferencias, degustaciones, demostraciones de cocina, un ciclo de cine y cocina, exposición de productos y libros, etc.

En el congreso participan directamente más de cien profesionales de diversos sectores, todos ellos vinculados con el producto y la gastronomía de ambos lados de los Pirineos centrales, Huesca y hautes Pyrénées, a los que habrá que sumar el público aficionado, que podrá acceder al Palacio de congresos de Huesca el sábado y el domingo, con una elevada oferta de actividades. Y los propios congresistas, que serán protagonistas de las jornadas del lunes y martes, donde se augura un fructífero debate y estrechar los lazos entre los diferentes profesionales, tanto españoles, como franceses.

Quince mesas redondas –gran parte de ellas protagonizadas al alimón por productores y cocineros−, treinta talleres y charlas, y veinte degustaciones de productos pirenaicos, conforman el núcleo de este congreso, que nace con una vocación de diferencia. Tanto en su temática, como en su variado formato, donde el producto local y sus elaboradores están siempre presentes,  implicando por primera vez a todos los agentes de la cadena de valor de la gastronomía del territorio pirenaico, generando un espacio de encuentro e interrelación, impulsado por la Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza (AECT), que cuenta con la Diputación Provincial de Huesca, el Ayuntamiento de Huesca y la Cámara de Agricultura de Hautes-Pyrénées en este proyecto, que se prolongará hasta mediados de 2109.

Un lúdico e instructivo fin de semana

Hecho en los Pirineos busca la implicación de la población en general, oscense y foránea, para la que se han diseñado la primera parte del congreso, a modo de una feria participativa, repleta de actividades, que abrirá tras la inauguración oficial, en la que, además del acto protocolario, tendrá lugar una conferencia sobre La comercialización de productos agroalimentarios: diferentes perspectivas.

Desde el mediodía del sábado, cuando se abra la exposición de productos, los asistentes podrán conocer los diferentes productos de ambos lados del Pirineo, degustarlos, comprarlos en determinados casos. Este conocimiento de los productos Hechos en los Pirineos se complementa con numerosas actividades de interés para los aficionados a la gastronomía.

Especial interés tiene la degustación de tres menús de proximidad, diseñados por las escuelas de hostelería de ambos territorios, Lautreamont de Tarbes, Guayente de Sahún y San Lorenzo de Huesca, que han diseñado unos menús basados en productos del territorio, que serán servidos al público, tras una demostración de cocina. Se prevé que a lo largo del congreso se sirvan unas 5000 raciones de comida.

Habrá actividades gratuitas y de cocina para niños, exhibiciones de perros truferos, degustación de helados con trufa, charlas, un ciclo permanente de cine y gastronomía y la exposición del catálogo de publicaciones sobre cocina y alimentos de los Pirineos realizado por José María Pisa.

Además de numerosos talleres, catas, charlas y demostraciones. Con las escuelas de hostelería, el pato, los garbanzos, la miel, los vinos de la DOP Somontano, las cervezas artesanas, los panes y el aceite virgen extra sólido, quesos de ambos lados, aceites de oliva, el cerdo negro de Bigorre y el latón de La Fueva, etc.

El congreso en sí

Durante el congreso Hecho en los Pirineos propiamente dicho, lunes y martes, se mantendrán los talleres, ya solamente para los inscritos, atendiendo a sus intereses, desde la sala a la gestión de las nuevas tecnologías, la fotografía de platos y productos, o la relación con los medios de comunicación. Pero sin olvidar producto y cocina, con el ternasco de Aragón, los vinos del Somontano, el azafrán o el jamón, la tradición y la evolución, como protagonistas de los talleres.

Las mesas de debate del Congrso Hecho en los Pirineos se ocupan del producto de manera genérica, en su faceta de vertebrador del territorio, de la importancia de las marcas, o del estado de actual de la investigación y desarrollo. Sin olvidar los aspectos nutricionales ligados al producto de proximidad.

Pero también de productos concretos, donde se reunirán en el escenario de forma general productores y cocineros, moderados por un periodista conocedor del asunto a tratar. Que en esta primera edición serán los dulces y helados oscenses, la trufa, la trucha y el caviar, el ternasco de Aragón, el foie francés, las setas, el arroz y los nuevos vinos blancos, junto con la creatividad en salas o los cocineros salseros.

De ahí que se acerquen a Huesca a reconocidas figuras de los fogones como Alberto Ferruz, chef del restaurante BonAmb, Alicante; Charo Val, chef de La Alacena del Gourmet Catering & Events, Ibiza; Guy Espagnacq, chef del restaurante Le Petit Gourmand, Tarbes; Óscar García, chef y del restaurante Baluarte,  Soria; Guillermo Cruz y Ramón Perisé, sumiller y cocinero del Restaurante Mugaritz, Rentería; Manuel Godet, chef del restaurante L’Empreinte, Tarbes; Pedro Montolio, chef del restaurante del Hotel Barcelona Princess; o Abel Mora, chef del restaurante Uasabi, en Zaragoza.

Que compartirán los fogones en esta edición con cocineros oscenses como Carmelo Bosque, José Antonio Escartín, Toño Rodríguez, Javier Turmo, Josetxo Douto, José Ramón Aso, Óscar Viñuales, Beatriz Allué o Marcos Llanas; además de sumilleres, Rafael Abadía, Pablo Pernia, Gregorio Abadía; pasteleros, Raúl Bernal, Vicente Ascaso, Mariano Lacasta y Jesús Tolosana; y los heladeros Aitor Otín y Guillermo Sarrate.

El congreso Hecho en los Pirineos se completa con una atractiva charla a cargo de la académica Almudena Villegas que impartirá una conferencia sobre Cultura gastronómica de Huesca y los Altos Pirineos. Pero también la final en vivo del Concurso internacional de cocina de la trufa de Huesca o el homenaje a la pionera televisiva Maruja Callaved, periodista jacetana que presentó el primer programa de gastronomía –aunque entonces no se estilara la palabra− de televisión en España, en 1967, Vamos a la mesa, del que se cumplen precisamente cincuenta años.

La propuesta de actuaciones y trabajo para la próxima edición del congreso, prevista para 2019,  por parte del comité científico y la lectura de conclusiones, darán paso a la clausura, el martes, 22 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here