R.Dominicana y Haití se unen para reforestar la frontera

0
10

EFE.- El plan bautizado como "La Isla Hispaniola bajo protección ambiental", fue lanzado con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente en la localidad Dos Dane, ubicada en la deprimida localidad haitiana de Ouanaminthe, en la frontera común, una de las zonas puentes del comercio entre ambas naciones.

Durante la jornada, Medina y Martelly inauguraron el Centro de Producción de Plántulas, el cual, según el gobernante haitiano, tiene capacidad para producir anualmente 1,2 millones de plantas.

Ambos jefes de Estado expresaron el compromiso de sus respectivos Gobiernos de proteger el medio ambiente mediante la producción y siembra masiva de árboles y la protección de las cuencas hidrográficas de la zona.

La Hispaniola

Durante su discurso, Medina dijo que la isla La Española o Hispaniola, que comparten la República Dominicana y Haití, es "un ecosistema inseparable" y que "la vida no entiende de fronteras".

Asimismo, aseguró que su nación tiene viveros "por todas partes" y "estamos dispuestos a compartirlos" con sus vecinos haitianos.

Tenemos que actuar y contraer el compromiso de proteger a la isla Hispaniola, subrayó Medina, quien informó que el tema había sido tratado por él y Martelly anteriormente en reuniones regionales celebradas en Colombia y Venezuela, y la reunión de ayer era la expresión concreta de esas citas, según dijo.

Medina ofreció a Haití todo el apoyo que necesite para la producción de plantas.

El mandatario pidió al pueblo haitiano apoyar el proyecto medioambiental "porque de nada vale" lo que haga él o Martelly, quienes terminarán sus respectivos mandatos en 2016, "pero ustedes son eternos porque seguirán viviendo en estas tierras".

Haití, vulnerable por deforestación

Haití es un país con graves problemas de deforestación, incluso, solo el 2 % de su territorio está reforestado, lo que ha acelerado a lo largo de los años su vulnerabilidad a riesgos y desastres medio ambientales.

Martelly agradeció el gesto de su colega dominicano y subrayó que el futuro de Haití está en la reforestación, la protección de sus recursos y el medio ambiente.

Reconoció que el deterioro de los recursos naturales amenazan la supervivencia de la vida humana y animal.

Martelly recordó que su administración ya ha sembrado 400.000 plantulas en zonas deprimidas, entre ellas la frontera.

Los ministros de Medio Ambiente de ambos países se reunirán cada dos meses para revisar los resultados de los sus trabajos conjuntos.

"Estamos hoy frente al mundo para sembrar la isla", dijo Martelly, quien declaró 2013 Año del Medio Ambiente y anunció en enero pasado un ambicioso plan para la reforestación y la gestión territorial, que permitirá la creación de 30.000 puestos de trabajo.

Esta iniciativa busca poner fin a las repetidas inundaciones, así como a la erosión, transporte y acumulación de sedimentos, que constantemente ponen en peligro vidas, bienes e infraestructuras en Haití, dijo Martelly al conmemorar el pasado 12 de enero el tercer aniversario del potente sismo que asoló parte de la capital haitiana y provocó unos 300.000 muertos.