Rebajado el nivel de alerta por inundación de grado 1 a preemergencia

0
6

EFE.- Para ello ha tenido en cuenta el estado de normalización en el que se encuentran todas las cuencas hidrográficas y las predicciones meteorológicas para los próximos días, según informa el Ejecutivo foral en un comunicado.

En este sentido ha indicado que el caudal del río Ebro continúa descendiendo desde que en la mañana de ayer lunes alcanzara su máximo nivel en Castejón, con 2.235 metros cúbicos por segundo y 7,46 metros. A las 14.20 horas este río transportaba, a su paso por dicha localidad, 1.468 m3/s y tenía una altura de 6,21 metros.

Las consecuencia de las intensas lluvias persisten todavía en algunos terrenos y campos de cultivo que continúan anegados y en carreteras como la N-113 (Pamplona-Madrid), a la altura de Castejón (kilómetro 75), que se encuentra cerrada por inundación, al igual que la carretera secundaria que une Fustiñana con Ribaforada (NA-5202).

Además, están cortadas por desprendimientos la NA-176 (Garde-Ansó) entre los kilómetros 6 y 8; y la NA-718, (Estella-Olazagutía), entre el kilómetro 36,5 (cruce con la NA-7183, Alsasua-Urbasa, en Altamira) y el 30,25, por desprendimiento en el kilómetro 34; y por hundimiento del firme está cortada la NA-5110, Pueyo-Alto de Lerga, entre el kilómetro 3 y el 6.