Receptibilidad inicial de García Tejerina a las propuestas de las CCAA por la sequía

0
4

     El consejero de Murcia ha insistido en la gravedad de la situación en el secano, hasta el punto de que, de las 76.000 hectáreas de almendro que hay en la Región, 16.000 están en "estado crítico y, probablemente, la mayor parte habrá que
arrancar".

     También ha alertado de la situación de los cereales, "que están perdidos", y por ello la Consejería ha emitido una orden para permitir al ganado pastar en las fincas que se no recolectarán. Pero, según Cerdá, las pérdidas podrían extenderse también a olivos o viñedos si no llueve, porque también empiezan a verse afectados.

      Si sigue sin llover en estos meses y continúa esa tendencia hasta septiembre, "la situación puede ser dramática, como no se ha conocido hasta la fecha", ha destacado. Según el consejero, la media de precipitaciones caídas en los 7 u 8 meses que van de año hidrológico alcanzó los 71,2 milímetros, cuando la media de los últimos quince años se ha situado en 202 mm.

     Es decir, ha caído el 36 % de lo que sería normal, por lo que Murcia atraviesa a su juicio una situación "excepcional" que exige de medidas igualmente excepcionales para paliarla.

     En su opinión, las medidas que ha propuesto la Consejería son todas "asequibles" por parte del Ministerio, y "no hemos visto nada negativo" en el encuentro con la ministra en cuanto a nuestras pretensiones, por lo que cree que serán asumibles e impulsadas por el Gobierno. Para Cerdá, dichas iniciativas permitirán ayudar "de una manera generosa" a los agricultores y ganaderos murcianos.

Estudiará riegos de socorro, rebajas del IBI y avales


     Entre ellas está la petición de autorización de riegos de socorro por parte de la Confederación Hidrográfica para las parcelas en las que sea posible -si bien reconoce que muchas explotaciones no cuentan con infraestructuras para llevar el agua- y salvar así los almendros o viñedos que todavía no se hayan secado.

     También ha defendido ante García Tejerina rebajas del IBI para los afectados y de impuestos, así como avales de la Administración para que los ganaderos puedan acceder a créditos blandos.

     Ha pedido flexibilidad en las ayudas agroambientales para que los agricultores sigan recibiéndolas incluso tras arrancar las plantaciones que se hayan secado, siempre que exista el compromiso de los productores de volver a replantar más adelante.

Ayudas para la replantación y reconversión de varietales


      En este capítulo, Murcia ha planteado la puesta en marcha de una orden de ayudas para la replantación y reconversión varietal de las parcelas afectadas de almendros, porque muchas se secarán, habrá que arrancarlas, quemarlas para evitar plagas y, después, tendrán que ser replantadas, según el consejero.

     "Estoy convencido de que todo esto se pondrá en marcha" para compensar a los agricultores del secano murciano, que en muchos casos, ha indicado, tienen un nivel de aseguramiento "muy bajo, y eso puede ser un hándicap".

     Por otro lado, ha considerado que no sería necesario impulsar un real decreto de sequía como en 2007 -entonces hubo que eximir a los regantes del canon de transporte de agua-; ahora el regadío no tiene problemas y las medidas que se van a tomar no necesitan de esa norma.

      El consejero ha descartado problemas en el regadío porque hay agua embalsada para atender las demandas de la agricultura de esta región.