Reclaman a la Junta andaluza más medidas de apoyo para paliar los daños de la sequía

0
2

      También se están viendo afectadas numerosas comarcas en otras provincias, como las del Guadalhorce, Málaga o la Axarquía, por citar sólo algunas.

      Así recalcan que las consecuencias sobre la actividad agrícola y ganadera "son desastrosas, siendo los cultivos de cereal, el almendro, la apicultura y la ganadería extensiva de ovino y caprino las producciones más afectadas". Precisamente es en la ganadería donde la situación más se deteriora cada día que pasa. Ante la ausencia de pastos se impone la necesidad de suplementar la alimentación de los animales a base de piensos y forrajes, con el consiguiente incremento de los costes de producción.

      Además, en determinadas zonas los ganaderos se encuentran con verdaderas dificultades para suministrar agua a sus animales, lo cual complica el manejo de las explotaciones, indica la organización en una nota.

Piden usar parte de la fruta y hortaliza afectada por el veto para alimentar al ganado

    Las medidas adoptadas por nuestras administraciones, articuladas en torno a la Orden AAA/1446/2014, "son absolutamente insuficientes y no establecen actuaciones que contribuyan a paliar las dificultades existentes. Otras medidas adoptadas, como el adelanto de las ayudas PAC, la flexibilización de determinados requisitos para el cobro de ayudas o la rebaja de módulos, son bien recibidas por el sector, pero no tienen efecto inmediato sobre la delicada situación de nuestras explotaciones", denuncia COAG.

    Es por ello que desde esta organización agraria se exige a las administraciones públicas "que dejen de mirar hacia otro lado y afronten un problema que afecta a cientos de productores andaluces y que se complica cada día que pasa sin llover". Así, COAG plantea a la Junta de Andalucía diversas propuestas, entre ellas la posibilidad de utilizar para alimentación animal parte de la producción de frutas y hortalizas que se retire en aplicación de las medidas excepcionales adoptadas con motivo del veto ruso (tal y como ya se hizo con la crisis de la E. Coli) o establecer un sistema de suministro de agua potable a las explotaciones más afectadas.