Unión de Campesinos y Asaja han reclamado ante la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León medidas eficaces para controlar los continuos daños que ocasionan la fauna silvestre tanto en las explotaciones agrícolas como ganaderas.

En concreto, la Unión de Campesinos y Asaja en Burgos han denunciado los daños que jabalíes, corzos, conejos están ocasionando en las parcelas agrícolas de forma reiterada en las explotaciones, agravado por la decisión de Agroseguro de dejar de indemnizar las parcelas que sufren siniestro de forma reiterada.

Los agricultores se ven indefensos ante unos daños que se ocasionan, viendo como la población de estas especies va en aumento y donde no se pueden controlar ni cuantitativamente ni sanitariamente.

Este es también el problema de los ganaderos que están sufriendo como en las campañas de saneamiento se les matan los animales indiscriminadamente, a la vez que no se controla el estado sanitario de la fauna silvestre, sabiendo que son vectores de propagación de enfermedades como la tuberculosis y brucelosis.

También se ha aprovechado la reunión para trasladarle el malestar dentro del sector por las denuncias reiteradas que están llegando debido a las quemas que fueron autorizadas en su momento y que se han trasladado a agricultura como incumplimiento de la condicionalidad.  Comunicando que el agricultor no tiene necesidad de quemar mucha superficie, pero si parcelas concretas donde tienen más infección de plaga o malas hierbas difícilmente controlables con plaguicidas, pidiendo la flexibilidad a este departamento tanto a la hora de elaborar la normativa regulatoria como las inspecciones posteriores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here