Reclaman una rebaja del IRPF en la provincia de Sevilla por los daños por la climatología

0
1

     Uno de estos cultivos es el trigo, muy dañado por el exceso de lluvías cuya producción media en Sevilla en 2013 fue de 2.851 Kg/ha, muy por debajo de la media  del quinquenio 2006/2010, que fue de 3.367 Kg/ha. Las abundantes precipitaciones primaverales recrudecieron las enfermedades criptogámicas. Así mismo, la siembra y el abonado no se pudieron hacer en sus fechas y en muchas ocasiones hubo que repetirlos, lo que encareció los costes de cultivos. Por otro, lado los precios percibidos han sufrido un descenso muy significativo, cuya media anual hasta la fecha ha sido de un 27% inferior en 2013 respecto al 2012.

   En cuanto al maíz, el informa de ASAJA, señala que durante 2013 se produjo un descenso en la producción, alcanzándose de media 11.000 kg/ha, lo que supone unos 1.500 kg./ha menos que en campañas anteriores, y ello a pesar de haber aumentado un 15% la superficie sembrada respecto a 2012. A este descenso se une el hundimiento de precios de esta campaña.

   Respecto al girasol, cultivo del que Sevilla es la primera productora de España, también se vio afectado por la climatología, al realizarse las siembras con dos meses de retraso por el exceso de precipitaciones de marzo y abril. Los rendimientos en Sevilla estuvieron en 1.248kg/ha, mientras que la media del periodo  2008/2011 fue de 1.381kg/ha. Los productores acusaron el fuerte hundimiento de los precios respecto a la campaña anterior.

Un 15% menos en los cítricos, bajada de la aceituna, daños en el algodón,…

   En los cítricos, la campaña 2012/2013 vino marcada en sus inicios por las heladas de febrero de 2012 y las elevadas temperaturas de mayo, que provocaron un retraso en la maduración y descenso de la producción final. En Sevilla, el aforo de los productores cifra la reducción de producción en un 15%, es decir, 420.000 Tm. A esto se une el problema de los precios de venta, entre 0,08 y 0,10 euros por cada kilo de naranja que se produce, mientras que los costes de producción se cifran entre los 0,15 y los 0,19 euros por kilo.

   El algodón ha tenido un notable retraso debido al exceso de lluvias primaverales y se ha visto afectado por la elevada humedad del suelo, que impidió la buena nascencia y el correcto desarrollo radicular. Además, la nascencia  coincidió con unas temperaturas anormalmente bajas (mínimas entorno a los 5º C a finales de abril), lo que dio lugar a un retraso fenológico importante. Por todo ello han caído los rendimientos, pasándose de los 2.780 kg/ha de media el año pasado a los 2.370 kg/ha este año (con unos precios que han descendido entre 0.42-0.45 €/kg para la campaña actual, frente a la horquilla de 0.45-0.48 €/kg de la campaña pasada).

   En cuanto  a la aceituna de mesa, los olivareros de la provincia de Sevilla, con una economía muy mermada por campañas anteriores, se encontraron en la campaña 2013 con unas producciones aún peores, muy por debajo a la media de los últimos 7 años. La producción de la variedad manzanilla ha descendido un 7,26 % respecto a la campaña 2012 y un 17,20 % a la media de los últimos 7 años. Por el contrario, el descenso promedio de los precios es del 18%.

    En cuanto a la gordal, la producción en 2013 también ha descendido un 69,31 % respecto a 2012 y un 71 % a la media de los últimos 7 años, unos descensos que no se ven compensados vía precio. Por último, para la hojiblanca, la serie de precios medios anuales pone de manifiesto un descenso entorno al 17% respecto a la campaña pasada, sumándose a un descenso del 25% respecto al promedio de precios 2005.

   Respecto a la patata, los rendimientos fueron un 30% inferiores y se incrementaron los gastos por el gran número de tratamientos fitosanitarios que se necesitaron para atajar las enfermedades tras el exceso de humedad provocado por  las intensas lluvias de marzo.

La gandería también arrastra muchas pérdidas

   El sector ganadero, por su parte, arrastra una serie de años de pérdidas debido a las bajas cotizaciones de los animales y al sobrecoste que supone de la subida de los precios de los piensos., agravado por la sequía extrema del pasado otoño, con el mes de noviembre más seco desde 1996, por lo que la alimentación suplementaria a base de pienso se ha tenido que prolongar durante más de la mitad del año 2013.

   En el vacuno, la falta de pastos motivada por la sequía ha obligado a los ganaderos a comprar piensos en abundancia. El vacuno se ha caracterizado en 2013 por la tendencia de un consumo cada vez menor (3,14 % menos anual), provocado por la crisis económica y su efecto en las carnes de calidad. En el ovino y caprino se padece también el problema de los costes de la alimentación. Por último, en el porcino, el precio de los lechones ha sufrido oscilaciones a lo largo del año que se han ido compensando, resultando precio similares a los de 2012. 

   Las producciones de la zona siniestrada de la Sierra Norte merecen una consideración especial

   El informe destaca, además, los daños forestales y en olivar y en ganadería ocasionados en diez términos municipales de la Sierra Norte de Sevilla por la copiosa nevada que durante los días 27 y 28 de febrero 2013 dejó más de 70 centímetros de espesor. Más de un tercio de la superficie ocupada por la Reserva de la Biosfera “Dehesas de Sierra Morena” se vio afectada, con graves daños en la arboleda consistentes en la rotura, desgarro y descuaje de ramas en especies arbóreas, así como la muerte de arbolado joven.

   Encinas y alcornoques fueron las especies más afectadas, mientras que de las especies no forestales el mayor daño provocado  se produjo en el olivar. Se vieron  afectadas aproximadamente mil explotaciones en la zona. ASAJA-Sevilla determinó un perímetro global dentro de la Reserva de la Biosfera con una superficie afectada de 142.673 ha, de las que 92.884 ha. sufrieron daños cuantiosos.

   Toda la cabaña ganadera de la zona (ovino, caprino, vacuno y porcino ibérico), se vio afectada al no poder aprovechar los recursos naturales (hierba y bellota), lo que ha supuesto un incremento de costes insoportable para el sector. No se ha ofrecido ningún tipo de ayuda a los afectados, quienes asumieron con sus propios medios la realización de los trabajos para retirar todos los restos vegetales, lo que ha supuesto un gasto excepcional en un momento de baja rentabilidad en ese tipo de explotaciones. Así, el costo por hectárea de estas labores en arboleda forestal es de 328 €/ha, es decir, muy superior  a la rentabilidad media que poseen ese tipo de explotaciones. El coste por ha en olivar es sensiblemente inferior y se cifra en torno a 40 €/ha.

   Por todo ello, desde ASAJA-Sevilla hemos remitido a la Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera de la Consejería de Agricultura de la Junta y al Ministerio de Agricultura este informe que refleja la situación de los cultivos afectados, con el  objetivo de que ambas administraciones los trasladen al Ministerio de Hacienda y demanden la consecuente reducción de los módulos.