Desde la Comunidad de Usuarios de la Masa de Agua Subterránea Mancha Occidental I se ha advertido de la mala práctica tras la vendimia que algunos agricultores están llevando a cabo regando las viñas después de la recogida del fruto, una vez finalizada dicha vendimia, siendo un mal ejemplo para el resto de los regantes empeñados y comprometidos en mantener un equilibrio en el nivel freático.

Según señala su presidente, Ángel Bellón Navarro, en una nota de prensa, si esta práctica se generalizase “estaríamos malgastando unos recursos que nos serán necesarios en el futuro cuando el cultivo realmente lo necesite”.

Estas viñas, “a las que se les ha estado aportando humedad poco antes de la vendimia, cuando se les retira el fruto tienden a recuperarse de forma natural, por lo que está totalmente injustificada esta práctica”, se idica en la nota de prensa.

Asimismo, se recuerda que todavía hay por delante un otoño, un invierno, y una primavera que pueden presentarse lluviosos, pero si desgraciadamente esto no ocurriera, “será más provechosa este agua cuando vayan a brotar las viñas que no desperdiciarla ahora, sin olvidar que el exceso de agua arrastra los nutrientes que aplicamos a una profundidad a donde la planta no los aprovecha, provocando en muchos casos que nos aparezca clorosis férrica que después supone un gasto el corregirla”.

Por último, el presidente de la Comunidad de Usuarios de la Masa de Agua Subterránea Mancha Occidental I quiere destacar que “acciones como la que aquí exponemos nos deja sin argumentos para defender ante la Administración una dotación digna para los cultivos de cara a la próxima campaña de riego, sin olvidar los controles que puedan llevarse a cabo por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana”, por lo que pide sensatez a los viticultores y que mantengan unas prácticas de riego responsables tras la vendimia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here