Recomienda a los agricultores que extremen las precauciones ante el 'ébola del olivo'

0
62

      La bacteria se transmite de una planta a otra mediante la acción de un insecto vector, de forma que la principal vía de propagación de la enfermedad es el transporte de material vegetal contaminado hacia zonas donde el organismo no se encuentre presente. Por esta razón, ASAJA Málaga recomienda a los agricultores malagueños que extremen las precauciones. “El material vegetal debe proceder siempre de productores oficialmente autorizados y con pasaporte fitosanitario en su caso. En estos momentos, y por proximidad al foco detectado en Italia, debe cuidarse especialmente el origen y el estado fitosanitario de material vegetal sensible procedente de ese país”, explica Baldomero Bellido.

Apoyo a las medidas que ha implantado la Junta andaluza para su prevención

     Asimismo, ASAJA Málaga valora las medidas que está adoptando sanidad Vegetal para evitar la entrada de la enfermedad. Así, el director general de la Producción Agrícola y Ganadera, Rafael Olvera, ha presentado los trabajos que desarrollará el personal de Sanidad Vegetal para la vigilancia de Xylella fastidiosa en Andalucía.

     Las acciones que se pondrán en marcha durante este año 2015 responden a las exigencias de vigilancia planteadas por la propia Comisión Europea, a través de la Decisión 2014/497/UE de 23 de julio, mediante la que se establecen medidas para evitar la propagación de esta enfermedad, que, por el momento, no está presente en España. Estas actuaciones forman parte de los trabajos propios de las autoridades fitosanitarias para una detección precoz de enfermedades relevantes para los cultivos.

     Principalmente, las tareas de vigilancia se centrarán en los viveros productores de las especies sensibles, así como en explotaciones de olivar. El amplio rango de especies sensibles a la bacteria, desde cultivos importantes en el arco mediterráneo, como los cítricos, la vid, los del género Prunus sp., o el olivar, malas hierbas como Malva sp., Sorghum sp., o Portulaca sp., plantas ornamentales o que se encuentran en el medio natural como las adelfas, hace necesario acotar el espectro de trabajo en aquellas especies importantes para el agro andaluz y ganar eficiencia.

Habrá controles desde los viveros hasta las propias plantaciones

    De esta forma, está previsto reforzar los controles a los viveros dedicados a la producción y comercialización de plantas de olivo, vid, cítricos, almendro, ornamentales sensibles y plantas del género Quercus, con especial hincapié en aquellos casos en los que dichas especies procedan de Italia o de algún otro país donde se tenga conocimiento de la bacteria, fundamentalmente del continente americano.

    Los trabajos se completarán con una vigilancia en explotaciones de olivar de toda Andalucía, sin olvidar las prospecciones necesarias ante sospechas en cualquier otro cultivo sensible de la Comunidad.

     La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha emitido un nuevo informe en el que advierte que la bacteria es "muy probable" que se extienda a otras zonas de Europa. Asaja Málaga continuará informando a todos los agricultores sobre las novedades que se vayan conociendo.

    Como se sabe, el cultivo del olivar en Málaga es un sector de gran importancia económica. En Málaga hay 130.000 hectáreas de olivar, concentradas fundamentalmente en la zona norte de la provincia, y el año pasado alcanzo una facturación de 184 millones de euros.