Recortes y la crisis de rentabilidad de las explotaciones lastran al mundo rural

0
6

   Entre las distintas cuestiones analizadasen su balance, se esalta que la reforma de la PAC -que debería entrar en vigor el 1 de enero de 2014- "se ha visto frenada por la ralentización del debate financiero de la Unión Europea. Debate en el que muchas voces han dado ya por seguro un recorte que puede alcanzar el 20%".

   Asimismo, insisten en que el Gobierno "ha seguido dando muestras de falta de voluntad política para aprobar sus dos medidas estrella de la legislatura: la Ley de integración de cooperativas y la Ley de mejora de la cadena agroalimentaria. Un año después de la toma de posesión de Arias Cañete como ministro de Agricultura, los agricultores y ganaderos españoles seguimos sin disponer de una normativa que nos proteja frente a los abusos del oligopolio de la distribución".

   Mientras tanto, la sequía sufrida en el otoño de 2011 y el pasado invierno "está haciendo patentes sus efectos, como la reducción de las producciones de olivar y viñedo, el incremento de los costes de producción en ganadería debido a la escasez de pastos".

    Respecto a la renta agraria, eegún la primera estimación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el valor de la Renta Agraria en 2012 será un 1,1% superior a la de 2011, alcanzando la cifra de 22.442 millones de euros. Este dato es un 4,15% inferior a la media de la Renta Agraria desde el inicio del siglo, que se sitúa en 23.414 millones de euros.

    De las estadísticas del Gobierno, señala UPA, es destacable el importante descenso de las producciones vegetales -principalmente en cereales, vino y patata-, y el estancamiento de las producciones ganaderas, con una ligera mejoría de los precios con respecto al nefasto 2011.

   or ello, destaca que año tras año se observa la enorme debilidad del sector agrario español es en el valor del coste de producción, que en 2012 asciende ya a 20.965 millones de euros, lo que supone un aumento de los precios de los inputs del 6,2% con respecto al 2011, sobresaliendo la factura de la energía, los piensos y los fertilizantes.

   En el ámbito ganadero, según el balance de UPA, el año 2012 ha estado marcado por grandes dificultades en las explotaciones ganaderas debido a que los costes de producción se han mantenido muy elevados. "Los márgenes en las explotaciones están muy ajustados y hay varios sectores en los que no salen las cuentas, con lo que se está produciendo un goteo continuo de explotaciones ganaderas que desaparecen. Todas las noticias que vienen de diferentes ámbitos parecen indicar que esta tendencia de costes elevados, sobre todo los relativos a la alimentación del ganado, se mantendrá en el futuro".

   Según datos del propio Ministerio del ramo, en lo que llevamos de año se han producido incrementos de entre un 21% y un 25% en vacuno de leche, cerdas gestantes, lechones o cerdos de cebo, entre otros ejemplos.