La empresa catalana de cava Codorníu se ha visto obligada a tener que negar cualquier vinculación con la empresa Unipost, registrada este martes por la Guardia Civil por supuestos envíos relacionados con el referéndum independentista de Cataluña del 1-O, y cualquier otra participación con el proceso soberanista, según ha informado en un comunicado.

La empresa asegura que ninguna de las empresas que forman el grupo ha participado ni participa en la distribución de propaganda, notificaciones para las mesas electorales, ni en general, en el proceso soberanista.

La empresa insiste en que ellos no hacen política y lamenta la campaña contra ella por este error

Han incidido en que la empresa de cava “no hace política” y que los propietarios de Unipost no están en ningún consejo ni órgano directivo de Codorníu. Según este comunicado, Unipost no es una sociedad del Grupo Codorníu y este no tiene participación alguna en la misma.

Puntualiza que el hecho de que unos accionistas minoritarios de este grupo, que no trabajan en la empresa, tengan a título individual acciones de Unipost “no supone que el Grupo Codorníu participe ni directa ni indirectamente en la toma de decisiones de Unipost”.

Asimismo, explican que la semana pasada interpusieron una denuncia por delito de calumnias ante la Unidad de Delitos Económicos (Udef) de la Policía Nacional por difusión en Internet de varias noticias falsas y calumniosas que la vinculaban con el proceso soberanista.

Desde que a primera hora se conociera esta noticia de la presunta vinculación de la empresa de cava con Unipost, numerosos han sido los usuarios de Twitter que han criticado a Codorníu a tres meses para que llegue la Navidad. “Es la bebida oficial del referéndum”, dice uno de ellos. Desde entonces, el número de mensajes pidiendo no comprar cava de esta empresa catalana se ha multiplicado, a pesar de que fuentes de la compañía insisten en desvincular tajantemente Codorníu de Unipost.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here