El debate sobre la reforma de la PAC ha progresado satisfactoriamente bajo la Presidencia austriaca del Consejo de la Unión Europea. Desde el inicio del próximo año, Rumanía desempeñará el papel principal, aunque no se esperan grandes avances al afectarle de lleno todo el proceso electoral y de elecciones al Parlamento Europeo.

En la víspera de Año Nuevo, la Presidencia rotatoria austriaca del Consejo del Consejo Europeo pasará el testigo a Bucarest. La ministra austriaca de Sostenibilidad y Turismo, Elisabeth Köstinger, presidió una reunión de los ministros de agricultura de la UE por última vez a principios de esta semana.

Para la ocasión, el político del Partido Popular de Austria (ÖVP) presentó un informe de progreso que resume el estado del debate sobre la reforma de la PAC. “Todas las propuestas de la Comisión fueron aceptadas por la Presidencia austriaca del Consejo y se tomaron en cuenta las diferentes ideas de los estados miembros”, dijo Köstinger.

Añadió que en los últimos meses se habían realizado buenos progresos, pero que el informe también identificaba dónde se necesitaba un trabajo intensivo.

LA SOMBRA DE LOS RECORTES, DE SU APLAZAMIENTO Y DE UNA POSIBLE NACIONALIZACIÓN

Köstinger enfatizó que los estados miembros estaban, en principio, dispuestos a aceptar la transición hacia un sistema de apoyo más relacionado con el desempeño, al que apunta la Comisión. Sin embargo, agregó que su implementación tenía que diseñarse de una manera más práctica de lo que estaba previsto actualmente.

A principios de julio, la Comisión Europea presentó tres documentos de estrategia de reforma de la PAC. En primer lugar, la Comisión pretende prestar menos atención al cumplimiento estricto de las normas, centrándose más en los resultados. Además, los estados miembros deberían ganar más poderes en la forma en que se utilizan los fondos, de modo que los programas de apoyo puedan adaptarse mejor a los desafíos específicos en las respectivas regiones.

Esto también está en el contexto de los recortes de fondos planificados para el presupuesto de la UE. La Comisión Europea quiere que el mayor gasto de la UE se reduzca en un 5%. La financiación ha estado bajo presión debido al Brexit y nuevas prioridades como la gestión de fronteras y la estabilización del euro. Sin embargo, debido a que los desafíos en la agricultura también se han hecho más grandes, el financiamiento debe usarse de una manera más específica.

La llamada “regulación horizontal” se considera la piedra angular del paquete de reformas. Contiene una serie de propuestas para la implementación de los subsidios agrícolas de la UE.

Sin embargo, el informe de progreso realizado por la Presidencia austriaca del Consejo mostró que existe una gran preocupación. Muchos estados miembros están preocupados de que sus autoridades nacionales se vean sobrecargadas si, según lo previsto, se les confiere muchas de las responsabilidades de Bruselas.

Además, muchos problemas de financiación siguen sin resolverse. Supuestamente se han dejado en suspenso porque el tamaño de la financiación agrícola en el próximo presupuesto plurianual de la UE aún no está claro.

Phil Hogan reconoce que aún había trabajo por hacer en la reformade la PAC, en particular, en las cuestiones técnicas

Recientemente, los jefes de estado y de gobierno abandonaron el objetivo de tomar una decisión sobre el presupuesto antes de las elecciones europeas de mayo de 2019. El objetivo ahora es llegar a un acuerdo en otoño de 2019.

En la conferencia de prensa posterior a la reunión del consejo de ministros, el Comisionado de Agricultura de la UE, Phil Hogan, enfatizó que aún había trabajo por hacer en lla reforma de la PAC. En particular, las cuestiones técnicas aún tenían que ser aclaradas. Hogan elogió el trabajo realizado por la Presidencia austriaca del Consejo.

Será el turno de rumania en enero. “Nos complace dejar a nuestros sucesores una imagen clara de dónde está el Consejo”, dijo Köstinger. “Por lo tanto, pueden mantener el impulso y hacer el mayor progreso posible. Les deseamos buena suerte.”

Pero dadas las próximas elecciones europeas y la posterior reconstitución del Parlamento Europeo y la Comisión Europea, los avances logrados en 2019 pueden ser menores que los de 2018.

Informes de EURACTIV Alemania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here