Los fruticultores, convocados por UAGA, prefieren regalar la fruta que venderla a los precios actuales que les  están llevando a la “ruina total”. Por eso, esta sábado han decidido salir a la calle y regalar mil kilos de fruta a los viandantes para poner el foco sobe su situación y denunciar la falta de respuesta de las administraciones ante sus problemas, recordando que se trata de un sector que, en el fondo, es tan estratégico como el de la la fábrica de coches Opel, ante cuyos problemas todo el mundo ha reaccionado.

Por eso, el responsable de fruta de UAGA, Vicente López, ha defendido que el sector frutícola aragonés se encuentra en una “ruina total”, al tiempo que ha pedido que las instituciones autonómicas y centrales colaboren para acabar con esta crisis.

“Producir un kilo de manzanas cuesta entre 30 y 35 céntimos. Llevamos años vendiéndolas a 20 y 25 pero los consumidores pagan entre un 1,5 y 2€”

En plena plaza del Pilar de la capital aragonesa, se han repartido alrededor de mil kilos de fruta, procedente de Valdejalón, como reivindicación contra la ausencia de medidas por parte de los gobiernos. López ha detallado que hay “cientos de motivos” para esta iniciativa, como que, “debido al veto ruso”, el sector se encuentra en “una crisis permanente y cuesta abajo”. “Estamos en un punto en el que incluso hay gente que está dejando de producir fruta”.

El punto de partida de la caída en picado está en 2014, con el veto ruso, y a partir de ahí, otros factores, como el incremento de los costes de producción, la sequía o las escasas medidas en la regulación del mercado. Así, han bajado los ingresos y cerrado explotaciones. Vicente López, responsable de Fruta en UAGA, explica que “producir un kilo de manzanas cuesta entre 30 y 35 céntimos. Llevamos años vendiéndolas a 20 y 25 céntimos, mientras los consumidores pagan entre un euro y medio y dos”.

En una semana que ha estado marcado por el acuerdo en Opel, los responsables de UAGA recuerdan que el sector de la fruta también es estratégico y que “ahora mismo, están en riesgo muchos puestos de trabajo, porque muchos fruticultores se están planteando abandonar el sector”.

UAGA pide al Gobierno de Aragón que apruebe la orden, que anunció en julio del año pasado, para facilitar créditos blandos a los fruticultores. Este sindicato agrario critica a partes iguales al ejecutivo de Lambán y a las entidades financieras. Desde la Consejería de desarrollo rural señalan que las bases reguladoras de estos créditos se publicarán la semana que viene.

(Fotos: twiter Uaga)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here