Regantes de Lorca barajan pagar 60 céntimos el metro cúbico de agua de las depuradoras

0
7

      Claver ha desaconsejado esa opción por varios motivos, entre ellos el precio "descomunal" del agua de mar desalada, cuyo pago podría sentar un precedente peligroso y romper el status quo actual del sistema de regadíos en la Región y abocar "a la ruina" a los agricultores, por lo que sería "pan para hoy y hambre para mañana".

     El presidente del SCRATS ha dicho que la situación de falta de agua a la que se enfrenta ahora la Comunidad de Regantes de Lorca se extenderá pronto al resto de las de la Región y ha pedido tiempo para seguir negociando soluciones más razonables, "si hace falta en la calle".

     La comisión de explotación del acueducto autorizará 38 hectómetros cúbicos en octubre y otra cantidad similar en noviembre, de los que solo llegarán a Lorca 700.000 metros cúbicos, que serán complementados recurriendo a los pozos sequía.

Se trabaja para encontrar una solución antes de final de año


     "Los problemas empezarían en diciembre, cuando se llegaría en Lorca a una situación excepcional" agravada por la previsible sequía, ha dicho Claver que ha pedido a los regantes del municipio que pese a ello no actúen en solitario en la compra de agua desalada.

     Ha adelantado que trabajará para intentar encontrar "una solución de aquí a final de año" y para ello ha reclamado "el apoyo de las administraciones regionales y locales" en lo que serán sus demandas al Gobierno central.

     Claver ha reprochado al Ejecutivo central que no vaya a aprobar el Plan Hidrológico Nacional pese a tener mayoría parlamentaria y a abocar de ese modo al consumo "de agua desalada" y ha criticado al Gobierno que "se haya arrugado y no quiera hacer el plan porque este es un año electoral y eso puede crear problemas".

     El presidente de los regantes de Lorca obedecerá a Claver en su petición de tiempo para negociar y pospondrá la posibilidad de comprar el agua desalada de la planta de Torrevieja por no quiere "actuar por libre", aunque también ha puesto de manifiesto que el tiempo se agota y los agricultores no tienen espera.