Nueva concentración de los ganaderos de ovino de leche de Castilla y León, con un reparto de queso a todos los viandantes, convocados por ASAJA, UCCL y cooperativas del sector, cuando se están cerrando los contratos para el 2019 con las industrias. Esta vez, y dada la cercanía de las fechas navideñas, el mensaje de los ganaderos se ha dirigido especialmente a la sociedad, pidiendo a los ciudadanos que compren queso de Castilla y León, “a un precio justo para los consumidores, pero a la vez digno para los ganaderos, algo que es necesario y además posible, siempre que haya equilibrio y no abusos por parte de industria y distribución”, tal como han señalado las organizaciones convocantes.

En el acto, de carácter reivindicativo, se ha reunido un centenar de ganaderos con sus pancartas, y ha incluido el reparto de queso de oveja entre los ciudadanos de Valladolid queesta mañana pasaban por una de las arterias principales de la ciudad, la calle Santiago con la plaza Zorrilla.

El precio medio pagado en Castilla y León es inferior a la media española y muy lejos de cubrir tan siquiera los costes de producción

Además, los ganaderos han repartido unas octavillas en las que explicaban a los consumidores qué pide el sector: un precio digno por su trabajo, para lo que la industria tiene que pactar unos contratos estables con precios dignos que tengan en cuenta el costes de las explotaciones, y también la mediación de la Consejería de Agricultura y Ganadería, puesto que tiene la capacidad para tutelar un marco estable de negociación en el que se defiendan los intereses de la parte más débil de la cadena, los productores.

Donaciano Dujo apuntó que el precio “es la clave de la continuidad para las explotaciones, porque no puede sostenerse un sector ganadero que trabaja tan duro para luego encima tener que perder dinero”. Las cifras en este sentido hablan por sí mismas: desde el año 2015 a nivel nacional se han perdido 400 profesionales en el sector lácteo, de los que casi 350 en Castilla y León, quedando hoy solo 2.246 ganaderos en la región. También ha criticado el responsable de ASAJA que, pese a ser nuestra comunidad la mayor productora del país de leche de oveja, el precio medio pagado en Castilla y León sea inferior a la media española, quedando muy lejos de cubrir tan siquiera los costes de producción, cifrados en unos 80-85 céntimos por litro producido.

Por último, Donaciano Dujo ha pedido a los castellanos y leoneses que cuando compren queso se aseguren de su procedencia, “porque en queso de oveja Castilla y León tiene los pata negra. Si la etiqueta no lo deja claro, hay que reclamar conocer el origen, que la distribución sepa que no puede tomarnos el pelo”. Además, recalcó que el sector pide que el queso contenga como mínimo un 25 por ciento de leche de oveja, “cosa que ahora mismo no ocurre en muchos casos, con llamativas ofertas en las que se da al consumidor gato por liebre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here