Rescatar un pueblo segoviano del abandono: salida para nueve familias en paro

0
9

EFE.- El proyecto “La Aldea”, presentado hoy, pretende contribuir a paliar a la vez dos dramas actuales -la crisis y la despoblación rural-, eligiendo a familias en situación de desempleo, mediante un concurso de talentos (“talent show”), que se grabará y emitirá por televisión en 2015, cuando se haga realidad su traslado al pueblo.

La iniciativa tiene el apoyo del Ministerio de Fomento, la Junta de Castilla y León, la Diputación de Segovia, el Ayuntamiento de Navares de las Cuevas y numerosas organizaciones, entre ellas la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur).

Durante la presentación, en el Colegio de Arquitectos de Madrid, la directora de La Aldea, Daniela Girod, ha explicado que para el proyecto se han diseñado nueve viviendas sociales, que habitarán en régimen de usufructo las familias escogidas.

Además, está prevista la rehabilitación un palacete del siglo XVII, para reconvertirlo en “posada real” y generar una actividad turística y gastronómica.

Girod ha señalado que aunque el proyecto tiene un componente mediático por el programa televisivo -cuya cadena de emisión no está cerrada aún-, “no se va a abrir un casting”, pues existe ya una base de datos de familias candidatas con problemas económicos por el paro y que están interesadas en trasladarse a un pueblo.

Esta preselección se ha hecho a través de grupos de acción local dentro de los programas de desarrollo rural.

Ha añadido que el perfil de solicitantes es variado, desde fontaneros con dos o tres empleados que perdieron su empresa, hasta “ingenieros” que eran directivos, pero para conseguir el alojamiento y el trabajo “deberán superar pruebas y demostrar” que se adaptan al campo.

Aunque la base de datos está abierta a todas las procedencias, Girod ha apuntado que será más fácil ubicar a gente de Madrid, por la cercanía con Segovia.

Los empleos estarán relacionados sobre todo con el turismo y la gastronomía, en puestos diversos como la gestión del nuevo hotel o el desarrollo de una marca “gourmet”.

El calendario para la realización de “La Aldea” comienza en abril, en el pueblo, con el reparto de parcelas en presencia de los arquitectos, para que en otoño empiecen las obras y la selección de familias.

Los responsables prevén que las casas estén terminadas y puedan ir a vivir allí los nuevos habitantes en julio de 2015, momento en el que comenzará el concurso, que consistirá en seleccionar 9 entre 15 familias, con jurado profesional.

El proyecto también tiene implicaciones medioambientales, porque las viviendas serán de bajo consumo energético y además, están previstos estudios sobre la huella de carbono.