Resignación ante el pago de la destilación del vino y dudas sobre si será suficiente

0
14

      A su juicio, todo dependerá de la producción que se alcance en la próxima campaña y que todo apunta a que sea normal (22 ó 23 millones de hectolitros de vino) y del volumen de exportación que se registre en los próximos 3 ó 4 meses.

     En este sentido, Garrido ha indicado que en el último mes y medio se ha detectado un "mayor movimiento" en las exportaciones y una recuperación en el comportamiento del mercado que podría mejorar sustancialmente la situación "si, al menos, se consiguieran vender unos 2 millones de hectolitros".

     Además, el viceportavoz de Vino de Cooperativas Agroalimentarias Castilla-La Mancha, ha incidido en la necesidad de que se lleve a cabo una "autorregulación" del sector con arreglo a las características de cada campaña y que ajusten los rendimientos por hectárea, para "hacer una vitivinicultura más competitiva".

     En cualquier caso, Garrido ha confiado en que la retirada de los 4 millones de hectolitros de vino favorezca la recuperación del precio, dinamice el mercado y permita iniciar con "total normalidad" una nueva campaña de vendimia.

ASAJA se resigna, hace autocrítica y avanza que no hay un registro fiable en CLM


    
Por su parte, el presidente regional de ASAJA, Fernando Villena, ha calificado de "dolorosa, pero necesaria" la destilación, pero ha insistitdo en que está acompañada por otras, como el control de los rendimientos por hectárea.

     Esta medida es "la clave", ha subrayado Villena, quien ha añadido que además de ajusta a la capacidad de comercialización y, al respecto, ha considerado: "producir para tener que regalar el producto, no es de ser muy listos".

     Es consciente del coste que tendrá que asumir el propio sector por la retirada del vino excedentario y ha afirmado: "lo tendrá que pagar quien lo ha provocado", en alusión a la reestructuración "sin cabeza" que se ha llevado a cabo desde 2008.

      El presidente de ASAJAha criticado que en esta reestructuración en que en vez de diversificar las variedades, se ha ido a ver "cómo se sacaba más dinero".

     Los resultados se han visto claramente en la pasada campaña de vendimia, que arrojó una cosecha muy elevada y se están pagando ahora porque el vino se está vendiendo a precios "irrisorios", ha lamentado Villana, que ha precisado "a euro grado y hectolitro, algo que no se registraba desde hace décadas".

      Finalmente,  Villena ha subrayado que no se conoce con exactitud el excedente de vino que existe en Castilla-La Mancha, ya que no hay un registro fiable de contratos de compra-venta y los datos suelen conocerse con un desfase de varios meses, una situación que, a su juicio, también debe cambiar.