Roban más de 10.000 kilos de pimiento a un agricultor de El Ejido

0
25

EFE.- Sólo en la última semana se han denunciado ante la Guardia Civil cinco robos en la zona de Rebeque, en el paraje de Tarambana del municipio ejidense, ha apuntado la COAG en un comunicado.

Una de las víctimas, el agricultor Nicolás Martín, sufrió anoche un nuevo robo de unos mil kilos de pimiento  rojo, además de un motor de riego.

Con ello, la explotación de este agricultor ha sufrido el robo de más de 10.000 kilos de pimiento de esta variedad en menos de un mes.

La COAG ha considerado que esta nueva oleada de robos demuestra que "la situación de inseguridad en el campo almeriense continúa creciendo" ante la "pasividad de las administraciones".

El secretario provincial de la COAG en Almería y responsable estatal de frutas y hortalizas de la organización, Andrés Góngora, ha insistido en la necesidad de una "mayor implicación" de los ayuntamientos a través de las juntas locales de seguridad y de una "mejor y mayor coordinación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para atajar de una vez por todas un problema que ni mucho menos es algo puntual".

Góngora ha subrayado la gravedad de un problema que en el caso de Nicolás Martín le está "quitando su sustento de vida sin que la administración competente tome cartas en el asunto".

Las organizaciones agrarias han denunciado en numerosas ocasiones la inseguridad del campo almeriense, caracterizado por cientos de invernaderos en zonas rurales aisladas de los núcleos urbanos.

Para la COAG, "no son los agricultores los que tienen que velar por la seguridad del campo sino que deben ser las autoridades competentes quienes garanticen la integridad de los agricultores y sus producciones".

Por su parte, ASAJA ha admitido en alguna ocasión la "dificultad de vigilar una zona tan extensa y compleja" donde hay cientos de invernaderos, si bien ha insistido en la necesidad de intensificar las labores de vigilancia y de que las administraciones trabajen de manera coordinada.

Ambas organizaciones recomiendan a los agricultores denunciar cualquier robo, "por pequeño que sea", para exigir más efectivos de vigilancia en el medio rural.