Este martes 16 de enero se ponía fin a la Operación Picudo, deteniendo a seis personas por el robo de 12.5000 kilos de aceitunas. La organización APAG Extremadura ASAJA muestra su satisfacción por el éxito de esta operación contra los robos en el campo, pero insiste a la Administración en la necesidad de reforzar la vigilancia para evitar que se sigan produciendo estos sucesos en el campo extremeño.

Así lo ha manifestado esta organización en una nota de prensa, donde ha valoraba el esfuerzo y el trabajo de las patrullas de la Guardia Civil especializadas en los robos en el campo debido a la labor de investigación y esclarecimiento de los delitos que se están llevando a cabo en las últimas semanas, poniendo fin a ciertas  bandas organizadas que afectan, sobre todo, a la aceituna.

A pesar de que aún queda un largo camino por recorrer APAG Extremadura ASAJA confía en que estas estadísticas sigan mejorando hasta que se acabe con la plaga de ladrones en las explotaciones agrícolas extremeñas.

la organización pide que haya un endurecimiento del Código Penal

Por ello y para conseguir este objetivo, la organización considera necesario que se dote de mayores recursos a los Grupos ROCA y reclama nuevamente a las Administraciones implicadas (Delegación de Gobierno en Extremadura, Consejería de Medio Ambiente y Consejería de Sanidad) un refuerzo de vigilancia y eficacia para erradicar estos hurtos que tanto daño está ocasionando a los agricultores.

Finalmente, muestra su deseo de que haya un mayor control de los puntos de recepción, donde la organización considera que hay que poner el foco, ya que se está permitiendo comprar el fruto robado libremente.

Igualmente, la organización pide que haya un endurecimiento del Código Penal, con el fin de que este tipo de delitos no queden impunes “y el campo extremeño deje de ser pasto de esta plaga devastadora”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here