El sector remolachero azucarero, integrado por las organizaciones profesionales agrarias, ASAJA, COAG, UPA, la Confederación Nacional de Cultivadores de Remolacha y la Asociación Nacional de Fabricantes de Azúcar (AGFAE), integrada por Azucarera y Acor, han iniciado una serie de contactos con los grupos parlamentarios, con el fin de transmitirles su oposición a la propuesta de un nuevo impuesto a las bebidas azucaradas, que el Ministerio de Hacienda anunció en diciembre pasado.

Esta semana, el sector remolachero azucarero se ha reunido con el grupo
parlamentario de Ciudadanos, concretamente con el Portavoz de Hacienda, Francisco de la
Torre. Por la tarde, el sector ha mantenido un encuentro con el grupo del Partido Popular,
en concreto, con la Portavoz adjunta de la Comisión de Economía y Competitividad, Susana
López Ares, la Portavoz de Hacienda, Ana Madrazo y el diputado por Valencia Juan Vicente
Pérez.

La medida puede afectar a más de 6.000 remolacheros (unos 4.000 en CyL, País Vasco, Rioja y Navarra y otros 2.000 en Andalucía)

El sector remolachero azucarero ha transmitido a los parlamentarios, que se han mostrado
muy receptivos, que dicho impuesto podría tener un efecto económico muy negativo para
su competitividad, sobre todo, en un momento especialmente delicado por la incertidumbre
que genera la desaparición de las cuotas de azúcar el próximo 1 de octubre. Además, esta
medida fiscal podría tener graves repercusiones sociales, ya que este sector es clave en
muchas comunidades autónomas para el mantenimiento de la actividad productiva y del
empleo en el mundo rural.

Se podrían ver perjudicados más de 6.000 remolacheros (unos 4.000 en Castilla y León, País Vasco, La Rioja y Navarra y otros 2.000 en Andalucía), así como la industria azucarera, que da empleo a 2.000 trabajadores de forma directa.

El sector  remolachero ha reiterado su compromiso con la salud de los consumidores a través de un debate informado sobre las políticas de salud pública en torno al azúcar y señala que en el contexto de la obesidad y el sobrepeso lo importante es centrarse en el total de las calorías consumidas. Asimismo, defiende la necesidad de insistir en un consumo moderado y
responsable y el papel del azúcar como un alimento que puede formar parte de una dieta
variada y equilibrada en el marco de un estilo de vida saludable.

El sector insiste en la relevancia de las medidas educativas y el traslado de información
veraz, basada en el consenso científico a los consumidores como herramientas
fundamentales para prevenir problemas de salud derivados de la alimentación. En este
sentido, destaca que la obesidad es un problema complejo y multifactorial que consiste en
un desequilibrio entre ingesta y gasto energético y cuya solución no puede centrarse en un
único ingrediente.

En los próximos días se espera tener encuentros similares con los portavoces de Hacienda
y de Agricultura de los grupos parlamentarios del PSOE, Unidos Podemos y PNV. La pasada semana, el sector también se reunió con la Ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para valorar esta medida y transmitirle su oposición a la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here