Rosa Aguilar apuesta por la igualdad de género haciéndola extensiva a las explotaciones agrarias

0
9

MARM.-Rosa Aguilar subraya la apuesta del Gobierno por la igualdad de género haciéndola extensiva a las explotaciones agrarias

La Ministra ha señalado que el Anteproyecto de Ley de titularidad compartida, además de visibilizar el trabajo de la mujer, genera las condiciones para que pueda acceder a los derechos y subvenciones de las Administraciones

“El trabajo de la mujer en la explotación agraria, ha destacado Rosa Aguilar, no es complementario como ayuda a la pareja, sino como el medio a través del cual la mujer desarrolla su actividad profesional hasta ahora no reconocida ni valorada”

La Ministrade Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar ha subrayado hoy en el Senado la apuesta del Gobierno por la igualdad de género y su voluntad de hacerla extensiva a las mujeres de las explotaciones agrarias, un propósito que se ha puesto en práctica a través del Anteproyecto de Ley de titularidad compartida.

Un Anteproyecto que, tal como ha explicado la Ministra, además de visibilizar a las mujeres que cada día trabajan en la explotación agraria familiar, les abre la puerta para conformar la titularidad compartida, o bien una sociedad de responsabilidad limitada que se constituya de forma rápida, sencilla y con un mínimo coste, indicando que el texto consensuado, reconoce los derechos económicos generados por la mujer en forma de indemnización como compensación a la actividad desarrollada.

“Se trata de un Anteproyecto que genera las condiciones para que la mujer pueda acceder a derechos, proyectos y subvenciones de las Administraciones, así como a beneficios fiscales, que contribuye a favorecer su independencia económica, y que impulsa oportunidades para la participación y representación de la mujer en organizaciones agrarias, hasta ahora ostentada mayoritariamente por hombres”.

En este sentido Rosa Aguilar ha añadido que el trabajo de la mujer en la explotación agraria no es complementario como ayuda a la otra persona que conforma la pareja, sino que supone un trabajo en toda regla por sí mismo y a través del cual la mujer desarrolla su actividad profesional, hasta ahora invisible, no reconocida y no valorada, por lo que con el Anteproyecto de Ley de titularidad compartida en las explotaciones agrarias “comienza un nuevo tiempo: el de la igualdad y los derechos”.