Rusia avanza que abrirá la puerta a algunas materias primas incluidas en el veto inicial

0
52

      "Hemos acordado que para este viernes día 15  prepararemos propuestas para modificar la lista de productos prohibidos por su impacto en ciertas categorías de la población", aseguró Arkadi Dvórkovich, viceprimer ministro ruso, citado por la agencia Interfax.

     La imposición de sanciones contra las frutas, verduras, carnes, pescados, lácteos y productos perecederos, en general, procedentes de Occidente preocupa a ciertos sectores de la población rusa menos acomodada, que temen un aumento de los precios.

     De poco sirvió que el Gobierno ruso insistiera en que impedirá un alza de los precios y haya entablado consultas con varios países, en particular de América Latina, para cubrir el hueco que han dejado las importaciones occidentales.

Productos afectados y países alternativos a la carencia de alimentos


     Por otro lado, 
la Comisión Europea (CE) publicó cifras provisionales sobre cómo puede afectar el embargo ruso a las importaciones de productos agroalimentarios de la Unión Europea (UE), y qué países exportan en gran medida los alimentos vetados a Rusia, entre los que destacan Brasil, Uruguay, Argentina o Chile.

      Según los datos de 2013 ofrecidos por la Dirección General de Agricultura de la CE, el veto ruso afecta al 1,7% de la producción de la carne de cerdo de la Unión, el 0,4% de la producción de la carne de vacuno y el 0,6% de la producción de la carne de pollo.

      El 22,4% de las exportaciones europeas de carne de cerdo a terceros países fue a parar a Rusia en 2013 (369.900 toneladas), el 24,7% si se tiene en cuenta el valor de todas las exportaciones fuera de los Veintiocho (en 968,5 millones de euros se valoraron las que entraron en el mercado ruso).

     En el caso de la carne de vacuno, el 22,1% de las exportaciones europeas fueron a Rusia (32.400 toneladas) y supusieron el 21,5% (110,6 millones de euros) de su valor total. Las cifras se situaron para las exportaciones de carne de pollo en el 5,8% (73.700 toneladas) y el 4,8% (78,2 millones) respectivamente, en el 10,1% (13.700 toneladas) y el 13,6% (55,1 millones) para las salchichas y en el 8,9% (3.700 toneladas) y el 6% (20,4 millones) para la carne salada, ahumada, desecada o en salmuera, según los datos de 2013 de la CE.

     Los principales abastecedores extranjeros eran Brasil (14 %, 308.255 toneladas), Uruguay (2 %, 35.253), Australia (1 %, 26.899) y Ucrania (1 %, 16.999).

     En cuanto a la carne de pollo, Rusia generaba en 2013 el 90 % de la que consume, en tanto que Estados Unidos (6 %, 263.483 toneladas), la UE (2 %, 72.010), Brasil (1 %, 53.623) y Ucrania (1 %, 39.303) eran sus principales proveedores extranjeros.

     Por lo que se refiere a las frutas y verduras, el veto ruso afecta al 8 % de la producción europea de peras; al 7 % de manzanas; al 6 % de frutos rojos, fresas y kiwis; al 4 % de champiñones, melocotones y nectarinas; al 3 % de repollo blanco, al 2 % de tomates, cebollas, chalotas, pimientos dulces, pepinos, pepinillos y cítricos, y al 1 % de zanahorias, nabos, coliflor y brócoli.

      Según cifras de 2013, el 74 % de las exportaciones totales de repollo blanco de la UE van a Rusia (91.000 toneladas), el 63 % de tomates así como de zanahorias y nabos (230.000 y 70.000, respectivamente), el 57 % de peras y champiñones (201.000 y 43.000), el 54 % de melocotones y nectarinas (165.000), el 49 % de pepino y pepinillos (35.000) o el 42 % de coliflor y brócoli (26.000).

     También el 40 % de la producción de pimientos dulces (54.000 toneladas), el 30 % de frutos rojos (como fresas) y kiwis (119.000), el 19 % de cítricos (152.000) y el 11 % de cebollas y chalotas (85.000).

      Rusia importó en 2013 el 29 % de las peras que consumió de Argentina (102.974 toneladas) y el 6 % de China (23.134), mientras que Chile también ocupó un lugar destacado con el 2 % (6.977).

      Chile también le exportó el 3 % de las manzanas (34.238 toneladas) y el 1 % de los melocotones y nectarinas (2.142) y, Argentina, el 2 % (22.345), así como el 5 % de los cítricos (86.963).

     Por otra parte, el queso constituyó el grueso de los productos lácteos exportados por la UE el año pasado a Rusia, con 257.000 toneladas de queso, el 2,6 % de toda la producción comunitaria. Argentina aportó a Rusia 7.400 toneladas y Ucrania 50.000.

      Le siguieron productos para la preparación de alimentos (106.000 toneladas), productos frescos (47.000 toneladas o el 0,1 % de la producción), mantequilla (37.000 toneladas o 1,7 % de la producción) y suero de leche (25.000 toneladas o el 1,1 % de la producción).

      Argentina suministró a la Federación 10.700 toneladas de mantequilla y Uruguay 16.500, así como 200 y 100 toneladas, respectivamente de lactosuero.