Sabrosas, sin dudarlo; pero sexista sin lugar a dudas

0
14

   A juicio de las responsables socialistas de Igualdad, en el vídeo "se utiliza sin recelo alguno a la mujer como reclamo para atraer la atención del espectador, cuya imagen sirve como medio de promoción del producto, poniendo su cuerpo y belleza al servicio de la satisfacción de los varones".

    De igual forma, para CCOO se trata de una campaña que "denigra" la imagen de las mujeres ya que "utiliza estereotipos sexistas y vulgares, contrarios, por tanto, a la igualdad de mujeres y hombres".