Sanlúcar reconoce la trayectoria de Manuel Barba con motivo del Día de la Manzanilla

0
35

    Manolo Barba en Sanlúcar en 1951 en familia humilde y sanluqueña de siempre, como su apellido. Su padre Alejandro Barba trabajó como capataz toda su vida para Hidalgo La Gitana en la viña de El Cuadrado, lugar donde vivió con su mujer Juana y sus ocho hijos. Está casado Manolo con Lucía y tiene cuatro hijos. Cursó todos sus estudios básicos entre las Tablas y  Sanlúcar de Barrameda y la formación profesional en Microbiología y Análisis de Bodegas en La Granja en Jerez. Empieza su andadura profesional en el mundo bodeguero en enero de 1968 y hasta hoy.

    Entra en Delgado Zuleta el 1 de enero de 1974 de la mano de D. Francisco Bustillo Delgado, “el tío Paco” que por aquellos tiempos ejercía de Gerente y llevaba también la bodega  muy personalmente, con caña en mano y registrando permanentemente bota a bota y siendo Presidente del Consejo de Administración D. Fernando Romero Bustillo. Precisaba la bodega por aquellos tiempos, para su expansión nacional con la Manzanilla e internacional con todo tipo de jereces, de una persona con base científica y de laboratorio y conocimiento de crianza, para garantizar la calidad presente y futura de los vinos de Delgado Zuleta. Tenía la bodega por aquellos tiempos casi 20 cascos bodegueros, tanto en el Barrio Bajo como en el Barrio Alto y por ello con generaciones de profesionales de bodega como los Genero, Gangoso, Secundino, Pérez, Guerra, Montaño, Sánchez, Romo y otras más, Manolo Barba corría escalas y atendía a cabeceos y embotellados para todas las partes del mundo.

    Vivió la fusión de Delgado Zuleta y Rodríguez Lacave y la de sus cascos bodegueros, seleccionado vasijas y ordenando las escalas y clases hasta su traslado final a las modernas instalaciones de la Avenida Rocío Jurado s/n junto al Hospital. Todo ello sin que se perdiera ningún velo de flor, ni sufriera ninguna solera y manteniendo el suministro al mercado en todo momento, cosa que les puedo garantizar a ustedes no era nada fácil.

    Según se señaló en el acto, “Manolo Barba es de aquellos profesionales que el prestigioso sumiller y escritor Paco del Castillo, en un memorable artículo llamó “Los grandes enólogos invisibles”- “Por sus obras, los desconoceréis”. Porque es verdad, que cuando se habla de La Goya o de Barbiana, manzanillas de siempre, se nos olvida que Manolo Barba ha estado  siempre detrás de estas manteniendo su personalidad y su estilo diferenciado. Sí!!!, es importante la uva Palomino, y también lo es la solera y las criaderas, la Bodega o las botas y más aún la crianza biológica y su velo de flor, pero por encima de todo, está el enólogo invisible, discreto, callado, sabio, meticuloso, fiel, leal; adjetivos con los que los compañeros y los jefes definen a Manolo. 

    Pero antes de Delgado Zuleta Manolo Barba trabaja en la Bodega Rafael Reig y Cía. y también con Manuel Toribio, Francisco Pérez López y José López Serrano. Tras varios años formando tándem con el “tío Paco”, Manolo es nombrado Director de Producción y apoderado en 1987, puesto que ha venido ejerciendo hasta Octubre de 2011, fecha en la que se jubila parcialmente tras haber preparado concienzudamente durante dos años a un digno sucesor, D. Salvador Real Figueroa, al que no nos cabe la menor duda que le ha trasmitido todos los secretos de los vinos de Delgado Zuleta y sobre todo los de La Goya y Barbiana.

    Los vinos de Delgado Zuleta han recibido múltiples reconocimientos en concursos nacionales e internacionales de gran prestigio, lo que le ha servido a Manolo para recibir a su vez las felicitaciones de su propia empresa y la admiración de sus colegas de profesión. No hace mucho tiempo creó Goya XL, una manzanilla en rama, pasada y reposada, con la que ha querido dejar su esencia y presencia de lo que es realmente una Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda.

    Por todo ello, se ha hecho merecedor del reconocimiento que el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda hace cada año a una trayectoria profesional en el Sector con motivo del Día de la Manzanilla. "Muchas gracias Manolo, muchas gracias Manuel Barba Saborido por todo lo que has hecho por La Goya y Barbiana, por Delgado Zuleta, por la Manzanilla y por Sanlúcar de Barrameda, tu ciudad y tu vino", señaló el delegado de Turismo sanluqueño.

    Manolo Barba estuvo acompañado en el acto por su familia y multitud de amigos que llenaron la Taberna de Er Guerrita. Tuvo la agradable sorpresa de que su nieto también quiso contribuir al acto y le hizo entrega de una catavino y una Venecia conmemorativo del acontecimiento.

    En las palabras de agradecimiento, resaltó el homenajeado su cariño y dedicación a la Manzanilla y a su familia y que podía decir con orgullo, que había trabajado en lo que le gustaba y que la vida entre botas y rodeado de profesionales de la Bodega, a los que agradecía toda su contribución, le habían hecho ser como es y lo que es hoy en día.

     Delgado Zuleta S.A. se une al reconocimiento realizado por el Ayuntamiento a  Manuel Barba Saborido, al que le agradece todos los años de dedicación, fidelidad y profesionalidad y que ha supuesto que los Vinos de Delgado Zuleta tengan el prestigio que actualmente tienen y de ahí los premios que están recibiendo continuamente.