Santos amenaza con penas de cárcel a responsables de incendios en Colombia

0
5

EFE.- “Yo le he pedido a la Policía y a la Fiscalía que haga las investigaciones del caso y que comencemos a ser mucho más drásticos en llevar a la cárcel a las personas que causan estos incendios”, afirmó el mandatario tras sobrevolar la Sierra Nevada de Santa Marta, en la costa caribeña.

El jefe de Estado recordó en declaraciones a los periodistas que “promover o causar incendios de este tipo es un delito ambiental y además tiene cárcel; son entre cuatro a nueve años de cárcel para quien provoque un incendio de esta naturaleza por irresponsabilidad”.

El pasado domingo comenzó en esa zona una fuerte deflagración que afectó a 111 familias, dos veredas y 19 viviendas, según informó el director de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, al mandatario.

“De las más o menos 3.000 a 3.500 hectáreas que fueron afectadas, cultivadas había 74 hectáreas, 30 hectáreas en café y 44 en cultivos de pan coger (productos de consumo propio)”, agregó Santos.

Este incendio ha sido “totalmente controlado” y una vez sofocadas las llamas con la ayuda de 42.600 galones de agua y líquido retardante suministrados por la minera estadounidense Drummond se espera a que la temperatura de la tierra se normalice, explicó.

Santos indicó que algunos incendios fueron causados a raíz de la quema de rastrojos para limpiar la tierra y otros para cazar tortugas, como sucedió en el departamento del Chocó (noroeste).

Por eso, pidió a las autoridades ambientales y locales “armar y crear más conciencia sobre la necesidad de prevenir este tipo de incendios que hacen un daño terrible en todo sentido” porque la prevención es más barata y efectiva en cualquier política pública.

El presidente lamentó los estragos que deja el calentamiento global en Colombia y se refirió a estudios que advierten de que de los seis montes nevados que hay en la actualidad en el país, “si acaso va a sobrevivir el Nevado del Cocuy”, en la región central.