Sanz enrreda aún más la polémica política del Consejo Regulador del Rioja

0
9

   Ha añadido que no le dirá al Gobierno del País Vasco ni que venga ni que se vaya de la DOCa Rioja, integrada por las comunidades riojana, vasca y navarra, que "haga lo que quiera".

   "Lo que me gustaría es que tuviera más participación activa en lo que tiene que ver con la DOCa que la que ha tenido hasta ahora y si esto es un motivo para que la tenga, yo le aplaudo y bienvenido sea", según Sanz, quien cree que hay decisiones que son "muy particulares y personales" y no entrará en "una guerra que no es ninguna guerra".

    Ha insistido en que la propia Interprofesional y los sectores tienen su autonomía, su personalidad, su capacidad y su libertad para hacer lo que crean oportuno en el seno de esta institución, donde todavía no se ha decidido nada, lo que se hará en una asamblea, "al margen del gobierno y de todo el mundo".

    Arag-Asaja, Grupo Rioja, ABC y la Federación de Cooperativas de La Rioja (Fecoar) han alcanzado un acuerdo para que presida la Interprofesional y el Consejo Regulador Luis Alberto Lecea, miembro de la primera organización.

    "Llega un momento en el que a uno le entra cierto cabreo cuando oye determinadas posiciones que vienen de otros lugares de fuera de esta comunidad autónoma en relación al vino", ha indicado.

    Se ha referido a que "bienvenidos todos aquellos que se acuerden que existe una DOCa y una Interprofesional" y ha precisado que es necesario apoyar y ayudar al sector del vino, fundamentalmente en lo que son sus órganos, en este caso, la Interprofesional y el Consejo Regulador.

    "Nadie debe meterse en limitar la libertad que tiene un gobierno para participar de una forma u otra en la búsqueda de puntos de encuentro con distintos sectores que conforman la propia Interprofesional", según Sanz.

    Cree que no hay ningún motivo para que nadie le pueda descalificar ni, de alguna manera, plantear posiciones de "pataleo" o de "protesta" porque el Gobierno riojano y su presidente hayan accedido a una petición del sector para buscar puntos de encuentro de gobernabilidad de la Interprofesional.

    Cualquier acuerdo de gobernabilidad en el seno de la Interprofesional se decidirá por las mayorías correspondientes de 150 votos, ha afirmado Sanz.

    El Gobierno vasco, ha subrayado, tiene la oportunidad de buscar fórmulas de encuentro en lo que es mirar por 150 votos, buscar un candidato y que la Interprofesional lo presente en el órgano correspondiente, dentro de lo que son los valores democráticos.

Es un "problema" del País Vasco


    "Que no los encuentra, pues será su problema, pero, en cualquier caso, los Gobiernos tenemos la obligación de participar, dentro de nuestras competencias y del ámbito de lo que son las relaciones, en la defensa de un sector tan importante para La Rioja, el País Vasco y Navarra", ha apostillado.

    Para él, quizá, hasta ahora, el Gobierno de La Rioja y su presidente siempre han estado por delante defendiendo los intereses de la DOCa.

    Por eso, bienvenidos todos los que quieran defender, desde el punto de vista de interés, el vino de Rioja y que, de alguna manera, contribuyan a lo que es el papel que cada uno tiene en esa defensa, ha asegurado.

    Hay que dejar también que el sector del vino tome sus decisiones de la forma adecuada, pero, según él, eso no impide que a los puntos de encuentro y de diálogo, si es necesario, contribuyan la participación del Gobierno, del presidente de La Rioja, del lehendakari vasco, "si quiere", o de la presidenta de Navarra.

    "Rasgarse las vestiduras por este tema, no lo consiento", ha afirmado Sanz, a quien le parece "un oportunismo fuera de lugar".