Sarasola destaca la “potencia” de la agricultura madrileña

0
19

EFE.- "Cuando los madrileños conocen estos productos y su extraordinaria calidad lo aprecian muchísimo y quieren volver", dijo durante la celebración del Día de Mercado, que organiza el primer sábado de mes la Cámara Agraria de la Comunidad de Madrid y en el que participan agricultores y productores de la región.

En esta ocasión, estuvieron presentes por primera vez el vermú, los judiones de la Sierra Norte y el café, que compartieron espacio con otros productos que ofrecen tradicionalmente los expositores, como aceites, aceitunas, carnes, frutas, verduras, legumbres, panes, dulces, cerveza, vino, quesos, lácteos y miel.

Sarasola comentó que cuando comenzó esta iniciativa, en el verano de 2011, había 30 expositores y ahora el número ha ascendido a 61, "algunos de ellos nuevas empresas que recibieron su primer impulso en esta feria alimentaria".

El consejero destacó la "promoción permanente" que se hace en mercados de proximidad como éste a los productos madrileños que, según comentó, además de ser de "calidad" resultan "muy poco contaminantes" al tener un tiempo de transporte "mínimo".

"Potenciamos el campo de Madrid, su agricultura, que cada vez es más potente", afirmó.

Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en 2013 el paro registrado en la Comunidad de Madrid bajó en la Agricultura en 193, hasta los 4.550 desempleados.

La Comunidad de Madrid invirtió en 2013 un total de 50,4 millones de euros para mejorar la competitividad del sector agroalimentario con 30 líneas de ayuda, en las que contó con cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y la Administración General de Estado,recordó el Gobierno regional en una nota de prensa.

Además, en los últimos cinco años, la Comunidad de Madrid destinó 3,5 millones de euros a la promoción alimentaria y 7,8 al fomento de las figuras de calidad diferenciada y agricultura ecológica.

Por otro lado, la región ha mantenido las ayudas directas procedentes de la Política Agraria Común de 2014 a 2020 alrededor de los 41 millones de euros e incrementar un 10 % los fondos europeos para el desarrollo rural.