La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) celebra que el Tribunal Supremo haya declarado nula la decisión del Ministerio de Industria y Energía de limitar a 15 años las ayudas a las plantas de tratamiento de purines para generar electricidad a partir de deyecciones ganaderas y pide que no compute el tiempo que han estado sin actividad.

La sentencia del pasado 8 de noviembre permite reabrir todas las plantas que tuvieron que cerrar durante el 2014 por el recorte del Estado a las energías renovables y la cogeneración, restableciendo el plazo con derecho a ayudas a 25 años.

las 29 plantas de purines tienen capacidad para gestionar anualmente más de 2.500 millones de litros de purines

Asimismo, esta organización ha solicitado que los años que las plantas han tenido que estar cerradas por el recorte del Gobierno, no computen dentro de los veinticinco años de vida útil establecidos por la normativa inicial, finalmente restablecida.

Según se hace eco COAG, las 29 plantas de purines tienen capacidad para gestionar anualmente más de 2.500 millones de litros de purines procedentes de dos millares de granjas de porcino, así que la organización agraria ha pedido a las administraciones, tanto estatales como autonómicas, que agilicen los trámites necesarios para reabrir todas las instalaciones lo antes posible.

COAG recuerda que siempre se mostró contraria a la decisión tomada en 2014 que provocó el cierre de las plantas, organizando manifestaciones en Madrid y principales regiones productoras de porcino. Durante ese tiempo, además, mantuvo la interlocución con los representantes de los ministerios de Energía y de Agricultura para intentar revertir una situación que perjudicaba enormemente a los productores de porcino españoles, por lo que se muestra satisfecha con la decisión del Tribunal Supremo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here