UPA-UCE se ha mostrado satisfecha por la mejora del sistema de seguros agrarios en la región aprobado por el Gobierno ante el aumento del presupuesto, que cuenta con 6 millones de euros, y la vuelta al anterior modelo de una ayuda indispensable para el mantenimiento de la renta agraria.

Para la organización agraria, con la publicación del decreto que regula el sistema de ayudas a los seguros agrarios en la región, se pone de manifiesto el “fracaso” del anterior modelo impuesto por el Gobierno regional del PP: “Primero nos quitaron las ayudas al seguro agrario y después implantaron un modelo con un presupuesto raquítico, que desincentivaba la contratación y dejaba desamparados a los agricultores y ganaderos” señala Antonio Prieto, responsable de seguros agrarios en UPA-UCE Extremadura.

UPA-UCE critica que, por contra, el Ministerio recorte ayudas: “Es un despropósito, que hará que retrocedamos en la contratación”

Desde la organización profesional agraria celebran que tras años luchando por la vuelta al modelo anterior del sistema de seguros, que aplica el descuento de la subvención en el momento de la contratación del seguro, por fin se materialice esta reivindicación de UPA-UCE para beneficio de los agricultores y ganaderos: “Tras las intensas lluvias que arrasaron miles de hectáreas de las Vegas Altas el pasado verano pudimos comprobar que el seguro funciona y es una herramienta indispensable para la protección de nuestro campo”, incide Prieto.

El responsable de UPA-UCE reconoce la labor de la organización, la Junta y Agroseguro para que los agricultores afectados pudieran recuperarse de los siniestros: “Sin seguro las tormentas hubieran supuesto la ruina del regadío de la zona”. En este sentido, Prieto destaca que la extensión, intensidad y el momento en el que se produjo la tormenta generó problemas añadidos en la valoración de los daños para las plantaciones tardías del tomate, por ejemplo. Es por esto que se negoció con Agroseguro la revisión de esta situación para que los agricultores afectados no se vieran penalizados con respecto a otros cultivadores, consiguiendo así un incremento en las cuantías y en los porcentajes de indemnización.

Pero la recuperación de los seguros agrarios en Extremadura no parece extenderse a la política planteada en esta materia desde el Ministerio de Agricultura, que plantea recortar un 10% la subvención base del Mapama en el siguiente Plan de Seguros Agrarios. Esto encarecería el coste del seguro agrario un 35% de media a los agricultores y ganaderos extremeños. Cabe recordar que la ayuda autonómica se establece en base a la cuantía que concede el Ministerio (el 30% de la misma), por lo que este recorte afecta directamente a ambas subvenciones.

Para UPA-UCE se trata de un planteamiento contradictorio: recortar las ayudas del seguro precisamente el año que se han contratado más pólizas, lo que va a provocar el abandono o la migración hacia pólizas más baratas, pero con menores coberturas: “Es un despropósito, el recorte de ayudas hará que retrocedamos en la contratación, lo que supone una amenaza para la viabilidad de nuestras producciones”.

Por ello, desde UPA-UCE aseguran que van a pelear por cambiar este planteamiento y conseguir un sistema de seguros agrarios que se adapte a las necesidades de los agricultores y ganaderos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here