Satisfaccón sindical y agraria por la rebaja de las peonadas a los temporeros

0
6

  La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha mantenido la tercera reunión con representantes de las organizaciones agrarias y los sindicatos para analizar las medidas necesarias para paliar los efectos de la sequía en la cosecha de la aceituna, "que próximamente aprobará el Consejo de Ministros para beneficiar a 200.000 trabajadores del campo andaluz y extremeño".

   Según ha apuntado el Departamento que dirige Fátima Báñez en un comunicado, los representantes del Ministerio, de los trabajadores y de los empresarios agrarios "han intercambiado puntos de vista con el objetivo de encontrar la mejor solución".

   El comunicado no precisa la reducción concreta de las peonadas -de 35 a 20- que, según han confirmado a Efeagro UGT, CCOO, Asaja y COAG, se ha alcanzado en el encuentro.

   La próxima semana se reunirán en la sede del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para "iniciar las conversaciones" sobre el Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agrarios (Aepsa) de este año", según el Ministerio.

   El secretario de Comunicación y Empleo de la Federación Agroalimentaria de CCOO, José Fuentes, ha valorado el acuerdo, aunque seguirán "insistiendo" en la petición de otras medidas adicionales que canalizarán a través de una mesa que se abrirá con el servicio público de empleo estatal (antiguo INEM) para analizar la distribución de fondos del plan de empleo agrario de 2013.

   Fuentes ha subrayado, en declaraciones a Efeagro, que la medida de la reducción a 20 de las peonadas será con carácter retroactivo, es decir, se aplicará seis meses antes de su fecha de publicación en el BOE para evitar que queden trabajadores excluidos de la medida.

   Según ha indicado, la iniciativa se aplicará en todas las provincias de Andalucía y Extremadura, que cuentan con unos 200.000 posibles beneficiarios, en un 61 % mujeres.

   No obstante, "seguiremos planteando un plan especial de empleo" para las comunidades autónomas que no tienen renta agraria ni subsidio agrario, ha remarcado.

   La secretaria del sector agrario de la Federación Agroalimentaria de la Unión General de Trabajadores (Fitag-UGT), Delia Pasamar, ha remarcado el avance que supone que los asalariados puedan acceder mejor al subsidio, aunque cree que la reducción de las peonadas es "insuficiente".

   Pasamar ha recordado que en toda la negociación han reivindicado que pudiera haber un fondo extraordinario para impulsar un plan de fomento agrario que diera cabida a los trabajadores que no han podido llegar a las 20 peonadas y a los de otras comunidades autónomas que también se han visto afectadas en sectores como la aceituna o la vendimia en Castilla-La Mancha.

   Según ha apuntado, son muchos los eventuales del campo que no tienen hoy acceso a ninguna prestación asistencial.

   Ha avanzado que la medida de las 20 peonadas pueda llevarse en breve al Consejo de Ministros para que los trabajadores puedan solicitarlo desde la primera quincena de febrero y que han pedido al Gobierno que acelere los trámites todo lo posible.

   Por su parte, el presidente de la patronal agraria Asaja, Pedro Barato, ha mostrado su agradecimiento a la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y al Ministerio por la interlocución mostrada, puesto que "es la primera vez que se ha negociado un tema como este de reducción de peonadas para los trabajadores del campo".

   Barato ha afirmado que el acuerdo sobre la reducción de las peonadas de 35 a 20 peonadas "es justo" y "suficiente", y hará que "todos los trabajadores de Andalucía y Extremadura puedan acceder al subsidio", un asunto en el que "tanto empresarios como trabajadores vamos de la mano" ante la bajada de la cosecha del olivar.

   El responsable de Relaciones Laborales de Coag, Eduardo López, también ha mostrado "la satisfacción" de la organización agraria con los resultados alcanzados.

   Especialmente, Coag ha subrayado la retroactividad de la medida de la reducción de peonadas para no excluir a nadie.

   Ha resaltado que se trata de una rebaja de las peonadas que es "para toda Andalucía y Extremadura, de manera que no queda fuera ninguna provincia ni ningún pueblo" afectado por la pérdida de empleo debido a la merma productiva por la última sequía.