Se preparan 1.500 hectáreas de montes de la región para evitar incendios en verano

0
27

COMUNIDAD DE MADRID.-Un total de 350 profesionales de las brigadas forestales están llevando a cabo en 1.500 hectáreas de montes labores de limpieza para poder combatir más eficazmente los incendios que puedan surgir en la época estival.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, ha visitado una de estas áreas en Navas del Rey, muy cerca de las antenas de seguimiento espacial de Robledo de Chavela Se trata de un encinar en el que abunda el pino piñonero y hay algunos enebros.

También es muy abundante la vegetación arbustiva, entre ella la retama, que en algunos casos alcanza hasta 1,5 metros de altura. En caso de incendio en esta zona, los trabajos que ahora se llevan a cabo facilitarían la movilidad de los recursos de bomberos para extinguir el fuego al despejar los caminos y los accesos al mismo.

Entre octubre y junio, los 350 profesionales de la Comunidad de Madrid integrados en las brigadas forestales realizan labores de prevención sobre 1.500 hectáreas de los montes de la región con una doble finalidad, por una parte, tratan de impedir que los incendios veraniegos puedan extenderse por los bosques y, por otra, facilitan puntos y zonas desde los que puedan ser atacados, en caso de que surjan.

Los trabajos preventivos consisten en la realización de podas, labores silvícolas, desbroce de vegetación y limpieza de la maleza acumulada. En este sentido, es muy importante la labor de poda que se realiza sobre las zonas arboladas, eliminando las ramas que llegan hasta el suelo para que las llamas no puedan trepar por ellas. Además, se podan las copas de los árboles, para dejar una separación preventiva entre ellas, de manera que los incendios no puedan propagarse de un árbol a otro.

Con la misma finalidad, se limpian las malezas próximas a los árboles y se abren zonas de seguridad que actuarían como cortafuegos en caso de incendio. Las brigadas forestales prestan especial atención a las zonas cercanas a las carreteras, con el fin de hacer zonas de seguridad que impidan que el posible incendio que surja en las cunetas pueda llegar a alcanzar a la masa vegetal y arbórea.

Importancia de las fajas de seguridad
Una de las labores más importantes que se llevan a cabo en toda la región es la creación de fajas de seguridad en el llamado interface urbano, es decir, aquellos parajes en los que el medio natural se funde con asentamientos humanos, bien sean pueblos o urbanizaciones. Las fajas son franjas limpias que separan la vegetación de las viviendas o los cascos urbanos, que impiden la progresión del fuego, a la vez que facilitan la instalación de líneas de defensa.

Todas estas labores se llevan a cabo durante ocho meses, entre octubre, cuando se da por cerrada la campaña contra incendios forestales, y junio, que es cuando se activa de nuevo. Las brigadas forestales están organizados en 31 cuadrillas que llevan a cabo su labor por todo el territorio forestal de la región.

Además, la Comunidad de Madrid cuenta con un parque de maquinaria para llevar a cabo con efectividad la labor, compuesto por tractores, máquinas desbrozadoras, astilladoras, motosierras, camiones de transporte y vehículos de transporte de personal.