Santiago Martínez / Presidente de Fecoam y miembro de la Cátedra de Agricultura Sostenible. La agricultura sigue siendo compatible con el bienestar del Mar Menor, lo que no quiere decir que los agricultores de nuestra Región no sigan debatiendo sobre las mejores fórmulas para ayudar a conservar la laguna.

Los agricultores de la Región se muestran, desde el principio de la crisis del Mar Menor, dispuestos a conseguir la plena integración de su actividad con el entorno del Mar Menor, respetando su cuidado y avanzando hacia una agricultura sostenible y ecológica. Esto no podría ser de otra manera si pensamos que son precisamente ellos los que viven y trabajan en el mismo.

Las buenas relaciones entre agricultores y la laguna beneficia a todos los murcianos, recordemos que el bienestar de la industria agroalimentaria valida a un sector estratégico de la economía regional y que no podemos permitirnos menospreciar.
Hace ya más de un año, la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam) y la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag), en colaboración con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) promovieron la creación de la Cátedra de Agricultura Sostenible junto con un gran número de empresas y cooperativas agrícolas.

Esta Cátedra nació precisamente de la inquietud del sector agrícola en la búsqueda de soluciones para lograr nueva metas de sostenibilidad en sus cultivos. Aunque se ha avanzado mucho en torno a esto, con nuevos y mejorados fertilizantes, ahorro de agua y prácticas mas respetuosas con la flora y la fauna del lugar, todavía queda mucho camino por andar y es una inquietud del sector agrario seguir caminando hacia esa mejora.

El proyecto que se está llevando a cabo en el marco de la Cátedra y sobre el que los agricultores tienen volcadas todas sus esperanzas, es la investigación que están produciendo en las instalaciones de la desalobradora de la finca Tomás Ferro y que giran en torno a estudios en materia de desnitrificación y desalobración.

Los resultados están siendo esperanzadores y en breve se emitirá un informe con los resultados de los cinco primeros meses de funcionamiento de un sistema de desnitrificación que usa restos de poda de cítricos como fuente de carbono y que está dando gran rendimiento a un coste muy bajo.

En esta dirección es en la que se debe trabajar de cara al problema existente en el Mar Menor, buscando soluciones y tomando medidas y así es como nos gusta hacer las cosas a los agricultores de la Región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here