Pérdidas “de muchos millones de euros”; “una nueva incertidumbre a su ya frágil equilibrio económico”; “impensable que ahora regresaran aranceles o contingentes de importación o exportación”; “puede afectar de forma importante a medio y largo plazo a nuestro sector agroalimentario como hizo el veto ruso”,… éstas son sólo algunas de las valoraciones que el sector agrícola y ganadero español ya empieza a hacer ante el Brexit y la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

Un miedo que se palpa en el ambiente agrario nacional, aunque aún se desconozca qué consecuencias directas va a tener a corto y medio plazo, pero ya se traduce en que, de forma paralela, ya se empiece a exigir medidas y acuerdos bilaterales con el país británico para frenar las consecuencias que puede tener para las exportaciones españolas.

para la upa, esta situación suma una nueva incertidumbre al ya frágil equilibrio económico español

Ante este panorama, desde la UPA se asume que la salida del Reino Unido de la UE es vista “con temor y lamento por los productores españoles, ya que suman una nueva incertidumbre a su ya frágil equilibrio económico”.

Reconoce que ahora se avanza por terreno inexplorado, “y aún es pronto para saber qué pasará en ámbitos como el de las relaciones comerciales”, pero el Reino Unido es uno de los principales mercados para las exportaciones españolas, y las rupturas “siempre traen problemas”. Según las últimas cifras, España exportó a Gran Bretaña el 5,1% de sus alimentos no procesados y es el sexto país exportador de alimentos en general, con el 3,2% del total.

Por eso, la Unión de Pequeños Agricultores, una organización con un marcado carácter europeísta, ha declarado sentirse “decepcionada y apenada” por la decisión que han tomado todos aquellos que han votado por la opción del leave. Para UPA, la Unión Europea ha permitido que disfrutemos del sector agroalimentario que tenemos hoy en día, que es “el mejor del mundo”. “Menos Europa y menos Unión significará relaciones comerciales más complejas y volátiles, y en ningún caso será beneficioso para nuestro país”, aseguran.

COAg reclama  la UE la máxima protección para el mantenimiento de ls explotaciones y de las rentas agrarias

Por su parte, COAG lo considera un acontecimiento crucial para la historia de la Unión Europea y que “la gravedad de este hecho sin precedentes y la crisis política e institucional abierta, afecta de lleno a la agricultura española y europea”.

brexit 3“Igual que ha sucedido en otros casos como el veto ruso (aunque menos determinante), la decisión política del Reino Unido puede afectar de forma importante a medio y largo plazo a nuestro sector agroalimentario.  Los hombres y mujeres del campo no tenemos responsabilidad alguna en esta deriva, pero sin embargo, podemos volver a ser los paganos principales de la crisis que se pueda derivar”.  En este sentido, exige a la UE la máxima protección para el mantenimiento de ls explotaciones y de las rentas agrarias.  Es responsabilidad  de toda la UE preservar el modelo social y profesional de agricultura, mayoritario en Europa y en nuestro país, así como la seguridad y la soberanía alimentaria de la UE”, ha subrayado Miguel Blanco, Secretario General de COAG.

Asimimso, insiste en que la cuota de exportación alcanzada por nuestros alimentos en Reino Unido es “fruto de la extraordinaria calidad de nuestras producciones, que les ha permitido abrirse camino en el mercado agroalimentario más competitivo de la Unión Europea.  Por eso, a corto plazo, esperamos que no haya cambios en relación a los intercambios comerciales de productos agroalimentarios con Reino Unido”. Y hasta que se negocie la salida del Reino Unido, cree que “las relaciones comerciales con el Reino Unido, la aplicación de la PAC y el marco financiero, deberían permanecer sin cambios”.

A partir de que se materialice la salida, todo dependerá de los acuerdos que se establezcan de forma bilateral con el Reino Unido, del status que mantenga dentro del mercado único europeo, de la parte del acervo comunitario que siga asumiendo, de los tratados comerciales que Reino Unido pueda suscribir con países terceros, etc., aunque reconoce que “a este respecto, ahora mismo todo son incertidumbres, porque no están establecidos los planteamientos políticos para iniciar la negociación.  De todas formas, es de prever un incremento de los costes comerciales RU-UE a partir de su salida de la Unión”.

asaja confía en que que los intercambios de productos alimentarios sigan produciéndose en un marco de libertad

Ante los resultados del referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido en la Unión Europea, ASAJA de Castilla y León quiere subrayar que “el sector agrario es convencidamente europeísta. “No es una buena noticia –apunta ASAJA– que se debilite la fuerza de una gran potencia como es la UE, porque si todos los agricultores y ganaderos europeos suman una sola voz pueden afrontar mejor los desafíos y negociaciones con terceros países en el contexto extremadamente competitivo de los mercados internacionales”.

Respecto al nuevo panorama que a partir de ahora se abre, ASAJA Castilla y León entiende que es “impensable desde el punto de vista agrícola que ahora regresaran aranceles o contingentes de importación o exportación. Lo lógico es pensar que los intercambios de mercancías, y productos alimentarios en concreto, sigan produciéndose en un marco de libertad, como hasta ahora”. Ese futuro mercado, obviamente, tendría que basarse en los mismos principios y respeto a normas comunes en la Unión Europea, en temas como las garantías sanitarias, el bienestar animal y el respeto medioambiental.

Finalmente, ASAJA apuesta por una Europa “fuerte, competitiva y orgullosa de ser el referente máximo mundial en productos agroganaderos líderes en calidad, seguridad y sostenibilidad”, y anima a todos los Estados miembros a seguir trabajando con convicción y esfuerzo por el proyecto europeo.

la unión teme que esta decisión provoque un riesgod e contagio en otros países nórdicos

Desde la Unión de Extremadura se destca que, con la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea “y con el riesgo de contagio que puede suponer esta salida para otros países nórdicos”, se está reduciendo de manera importante el número de consumidores, con un importante poder adquisitivo, en el seno de la UE

brexit 2En el sector agrario y más concretamente en el sector de la agricultura, Gran Bretaña era un Estado importantísimo en nuestras exportaciones, sobre todo en frutas y hortalizas que se pueden ver afectadas por esta salida y eEsta situación se agrava debido a la coincidencia del conflicto abierto con Rusia, que era otro importador de frutas y hortalizas extremeñas.

Desde La Unión de Extremadura ya han trasladado a la Administración Regional y Estatal, que con independencia de la supresión de los acuerdos con Gran Bretaña debido a su salida de la U.E. es imprescindible la negociación de un acuerdo bilateral entre Gran Bretaña y la Unión Europea que garantice la exportación de productos agroalimentaria a las islas.
“No podemos perder este mercado de 65 millones de consumidores, que por ejemplo absorben en la actualidad más del 20% de la fruta de hueso extremeña e importan más de 23 millones de € en tomate transformado”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here