Sector alimentario absorbió el 35,7% de aplicaciones biotecnológicas en 2011

0
10

  La estadística del INE eleva hasta el 5,3 % el descenso del gasto en el sector de empresas y del 3,8 % en el resto (Administración Pública, Enseñanza Superior e Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro).

   Si se considera sólo el sector de ejecución Empresas, el de Servicios concentró el 67,1 % del gasto de I+D en biotecnología, el sector Industrial el 30,6 % y la Agricultura, el 2,3 % restante.

   El número total de personas que se dedicaron a la I+D nacional en biotecnología, en equivalencia a jornada completa, aumentó un 1,3 %, hasta alcanzar las 24.299 personas.

   Esta última cifra supuso el 11,3 % del conjunto de ocupados en actividades de I+D y el 1,3 por mil de la población ocupada.

   Las comunidades autónomas que realizaron un mayor gasto en esta materia fueron Cataluña (28,6 %), Comunidad de Madrid (27,9 %) y Andalucía (10,5 %).

   Por sectores de ejecución, la administración pública presentó el mayor porcentaje sobre el gasto en la investigación biotecnológica (un 40,3 %), por delante de los sectores de empresas (35,8 %) y enseñanza superior (23,7 %).

   Aunque el sector empresarial disminuyó su gasto en un 5,3 %, el número de compañías registró un incremento del 7,5 %.

   Por su parte, en la Administración Pública el gasto de I+D en biotecnología bajó un 5,8 %, mientras que en la enseñanza superior creció un 0,4 %.

   En 2011, la investigación en el país en biotecnología en 2011 fueron financiadas principalmente por la Administración Pública (52,5 %) y las empresas (33,5 %).

   Los fondos procedentes del extranjero (8,3 %), la enseñanza superior (4,5 %) y las Instituciones Privadas sin Fines de Lucro (1,2 %) financiaron el resto.

   Por comunidades autónomas, las que realizaron un mayor gasto fueron Cataluña (28,6 %), Comunidad de Madrid (27,9 %) y Andalucía (10,5 %).

   La estadística del INE refleja asimismo que la compra de I+D en biotecnología alcanzó los 199 millones de euros en el año 2011. El 19,1 % de este gasto se realizó fuera de España.

   Por sectores, las empresas presentaron el mayor porcentaje sobre el gasto total en actividades de I+D externa, con el 69,3 %.

   Los mayores obstáculos para el desarrollo y comercialización de productos y procesos biotecnológicos fue el acceso a capital y el tiempo/coste.