La producción en el sector del vacuno de carne en España está inmersa en un “ciclo expansivo” -similar al de hace una década-, gracias a las expectativas de estabilidad en los precios de las materias primas para alimentación animal y a un comercio “relativamente garantizado”.

Así lo explica en una entrevista con Efeagro el gerente de la Asociación Española de Productores de Vacuno de Carne (Asoprovac), Javier López, quien incide en que España ha tardado diez años en recuperar los niveles anteriores a 2007, ejercicio en el que estalló la “primera gran crisis” de precios de materias primas que provocó una caída productiva de entre el 10 y el 15%.

El reto de la Interprofesional es avanzar este año en “trabajar todo lo relativo a la internacionalización”

López, también director de la Organización Interprofesional de la Carne de Vacuno (Provacuno), reconoce su sorpresa por dicha capacidad de recuperación del sector, ya que pensaba que no serían capaces de alcanzar el ritmo de hace una década.

Las explotaciones están “a pleno rendimiento” y prevé que este año se superen las 650.000 toneladas de carne.

Sobre la Interprofesional, avanza que se centrará este año en “trabajar todo lo relativo a la internacionalización”, con la vista puesta en la apertura de nuevos mercados y la consolidación de los reabiertos recientemente.

En este sentido, recuerda que Arabia Saudí fue el principal destino reabierto en 2016 y vuelve a demandar carne de vacuno española gracias a la obtención de la calificación como país con “Riesgo insignificante de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB)”, la enfermedad conocida como ‘mal de las vacas locas’.

En cuanto a los potenciales nuevos mercados, López señala Corea del Sur, Japón, Vietnam y, especialmente, China.

No obstante, cree que España no abrirá mercado en China este año por el tiempo que conlleva conseguir los certificados.

La extensión de la norma ayudará a perfilar lo que reclaman los clientes y realizar campañas de formación

La consolidación de la extensión de norma será otro de los objetivos de Provacuno, y ya están diseñando acciones con los fondos recaudados.

El primer proyecto será un estudio de mercado para conocer los motivos por los que los clientes demandan o rechazan la carne de vacuno, para a partir de ahí orientar la siguiente iniciativa de la Inteprofesional, que podrían ser campañas de formación, información o promoción.

Mientras se conocen dichos resultados, López apunta que hay algunas variables “manifiestamente mejorables”, como fomentar más los valores nutricionales de esta carne o apostar por nuevas formas de comercialización; el precocinado, cita como ejemplo, es un área que “no se ha desarrollado absolutamente nada”.

En cuanto al mercado internacional, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y el ‘brexit’ británico afectarán, a su juicio, a las transacciones mundiales, pero cree que aún es pronto para predecir en qué medida.

Según López, los intereses comerciales de España con ambos países son distintos, y mientras las exportaciones a EEUU son “nulas”, a Reino Unido se envían “pequeñas cantidades” de carne y es un mercado “deficitario”.

En ese ámbito internacional, el destino que está cobrando protagonismo para la Unión Europea es Israel, país al que la UE envió un 137,3 % más de carne de vacuno y animales vivos entre enero y noviembre de 2016 respecto al mismo período del año anterior.

El sector del vacuno de carne en España cuenta con un censo de 6,32 millones de animales

Un gran crecimiento debido principalmente al envío de animales vivos y que está adquiriendo atractivo para los intereses españoles porque se muestra cada vez más abierto a “trabajar con Europa”.

Respecto al veto ruso, impuesto por el presidente Vladimir Putin en agosto de 2014 a la entrada de productos agroalimentarios comunitarios, señala que aunque sus consecuencias están superadas es “un ejemplo” de lo “difícil” que es apostar por países cuyos mercados se vuelven “más inestables y menos transparentes”, al ser “más dependientes” de las decisiones de “una persona”.

El sector del vacuno de carne en España cuenta con un censo de 6,32 millones de animales, el quinto en importancia comunitaria por detrás de Alemania, Francia, Irlanda y Reino Unido.

España produjo 633.792 toneladas de carne en 2015, según los últimos datos anuales disponibles, de las que más del 25% se exportaron a países como Portugal, Francia, Argelia o Hong Kong.

En el caso de bovinos vivos, comercializa en torno a 175.000 cabezas de ganado, con destinos como Líbano y Libia, que acaparan el 60% del total.

2 Comentarios

  1. Pues es verdad, pero para los ganaderos que tienen cerradas sus explotaciones por “Tuberculosis Bovina” desde hace años de poco les sirve pues no tienen efectivos y la “suouesta enfermedad” les cierra las puertas.
    Pregunten en Andalucía, Castilla y León o Extremadura cuantas vacas, toros y terneros desde 6 semanas de edad van diariamente al matadero sin esa segunda oportunidad de la famosa vaca Carmen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here