Las cooperativas y las organizaciones agrarias han declarado a Efeagro que el impacto del Brexit en el campo es aún muy incierto, tras conocer el informe del Parlamento Europeo (PE) que ha cuantificado cuánto costará el Brexit para la Política Agrícola Común (PAC), donde afectaría más a las ayudas al desarrollo rural que a los pagos directos. El sector coincide en que está preocupado por la posible pérdida de ayudas, pero también en cómo afectará a la relación comercial con Reino Unido.

El documento, elaborado por la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del PE, señala que la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) dejará un agujero que oscila entre los 1.200 y 3.100 millones de euros en el presupuesto de la PAC.

Los representantes de Cooperativas Agroalimentarias y de las organizaciones Asaja, COAG y UPA han señalado que, pese a que se van conociendo nuevos datos sobre el Brexit, todo dependerá de las negociaciones sobre ese proceso entre Londres y Bruselas.

Dudas sobre cómo cubrir el “agujero” en la PAC y en cómo quedará la relación comercial del Reino Unido

El director de Relaciones Internacionales de Cooperativas Agro-alimentarias, Gabriel Trenzado, ha explicado que el cálculo aclara un poco el efecto presupuestario, pero aún no se sabe el “impacto real, político”, ni sus consecuencias en los “flujos comerciales”

“Hay incertidumbre, no sabemos cómo va a ser la PAC después de 2021, ni el próximo marco presupuestario general de la UE”, ha subrayado Trenzado, tras recalcar que está por ver cómo quedará la relación comercial del Reino Unido cuando abandone la UE, pues “a ninguna de las dos partes le interesa un mal acuerdo” que dañe a los intercambios.

Otra consecuencia, según Trenzado, será la revisión de todos los acuerdos comerciales de la UE con países terceros, porque al modificarse las fronteras comunitarias habrá que reducir los contingentes.

El director de relaciones internacionales de Asaja, Ignacio López, ha añadido que surgen muchas preguntas, como si se va a cubrir el “agujero” de la PAC con un incremento de presupuesto mediante aportaciones nacionales o con otros cambios.

Otra novedad tras el Brexit será la ausencia del Reino Unido en el Consejo de la UE, porque tradicionalmente es uno de los países que constituyen una minoría de bloqueo a la hora de pedir que se renacionalice la PAC o que se reduzca el presupuesto, según López.

Ha añadido que, por lo contrario, el Reino Unido es uno de los países “más partidarios de la innovación”, en contraste con otros como Francia, que aplica, por ejemplo, vetos a los organismos genéticamente modificados.

Para España puede ser más problemática la bajada de precios que de subvenciones y piden ajustar las ayudas a los profesionales

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha asegurado que si bien preocupa la reducción que fondos de la PAC es “absolutamente más grave” el efecto comercial del Brexit, porque España es “el segundo proveedor de alimentos del Reino Unido”, con exportaciones por 3.700 millones de euros.

Para el agricultor español, ha apuntado Blanco, es más problemática la bajada de precios -que se puede agravar ante la tensión en los mercados- que el efecto en las subvenciones.

COAG solicitará que la PAC se revise y se “reconduzca” para que sus ayudas no se den “de forma indiscriminada a los cazaprimas”, sino que se destinen al productor profesional y a sectores menos beneficiados ahora, como frutas, vino o porcino.

El responsable de relaciones internacionales de UPA, José Manuel Roche, ha remarcado que el informe del PE “no sorprende y nos da la razón” sobre los temores respecto a la pérdida de ayudas, que mermarán la rentabilidad de las explotaciones.

Roche ha detallado que el “agujero” mencionado en el documento por el Brexit supondría una rebaja del 6% o el 7% de la PAC, lo que hace necesario “cambiar su arquitectura”.

UPA ha pedido que el Gobierno se siente con las organizaciones agrarias para diseñar una PAC diferente, en la que las ayudas estén “ajustadas” al número real de agricultores profesionales.

1 Comentario

  1. […] Las cooperativas y las organizaciones agrarias han declarado a Efeagro que el impacto del Brexit en el campo es aún muy incierto, tras conocer el informe del Parlamento Europeo (PE) que ha cuantificado cuánto costará el Brexit para la Política Agrícola Común (PAC), donde afectaría más a las ayudas al desarrollo rural que a los pagos directos. El sector coincide en que está preocupado por la posible pérdida de ayudas, pero también en cómo afectará a la relación comercial con Reino Unido.  […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here