Un millar de agentes de la Guardia Civil participarán, con su presencia en el campo y una especial vigilancia en almazaras y puestos receptores de aceituna, en el dispositivo de seguridad y control laboral que se pondrá en marcha para la campaña de la aceituna 2017/2018.

Así se ha puesto de manifiesto este jueves 26 en la reunión de organización de los dispositivos de seguridad y de control laboral para la próxima campaña de recolección que ha sido analizada en la Subdelegación del Gobierno por responsables de este organismo, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Inspección de Trabajo y organizaciones agrarias.

La subdelegada del Gobierno, Francisca Molina, quien ha presidido la reunión, ha informado de que durante el tiempo que dure la recolección, especialmente desde mediados de noviembre, los agentes, especialmente los de la Guardia Civil, “reforzarán su presencia en el campo y prestarán una vigilancia especial en las almazaras y puestos receptores de aceituna, además de controlar los transportes de aceituna”.

Habrá controles especiales al transporte, circulación, recepción y venta de la aceituna

Molina se ha referido también a la circular sobre la ordenación del transporte, circulación, recepción y venta de la aceituna y ha indicado que ya se encuentra publicada en la página web de la Delegación del Gobierno en Andalucía.

Este documento regula la documentación necesaria en la recolección y el control de la aceituna, prácticamente desde su recogida hasta su entrega en los puestos de compra y almazaras.

Molina ha incidido en la importancia de que el conductor o transportista “deberá llevar consigo una autorización para su transporte, expedida por el titular de la explotación de donde proceda y que será exigida en los puestos y almazaras con la finalidad de evitar ilegalidades”.

También recoge la circular la obligación de los propietarios de las fincas de tener a disposición de los agentes la documentación necesaria para impedir que se encubran situaciones de aprovechamientos ilegales o de contratación irregular de trabajadores.

Sobre el operativo de seguridad la subdelegada ha subrayado que durante la campaña “van a participar un millar de agentes de la Guardia Civil en distintas labores de vigilancia” y ha destacado la labor de los equipos ROCA de la Guardia Civil, puesto que con su actuación “han contribuido a reducir el número de delitos en el campo”.

En concreto, Molina ha indicado que serán dos equipos los que estarán especializados en la lucha contra robos durante la campaña de recolección con sede en Úbeda y Martos.

La subdelegada del Gobierno ha informado de que durante el pasado año 2016 se sustrajeron 495.000 kilos de aceituna, fueron detenidas 15 personas y se recuperaron el 22,5 %, unos 110.000 kilos.

Por ello, ha pedido a los agricultores ‘la máxima colaboración’ con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y “la adopción de unas elementales medidas de cautela para evitar los robos de aceituna, aperos y maquinaria empleada en la recolección”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here