Seis equipos de maquinaria trabajan para acceder a las fincas afectadas en El Ejido

0
22

    De forma paralela, desde el Ayuntamiento han anunciado que se está coordinando con el Gobierno central y la Junta de Andalucía la puesta en marcha de medidas concretas, "que sean a su vez ágiles y suficientes para todos y cada uno de los afectados, que suponen alrededor de 500 familias ejidenses".

    A su vez se está trabajando en la activación del Decreto para la modernización exprés, del Fondo de Solidaridad Europeo para catástrofes naturales o de las ayudas Mínimis, todas ellas opciones cuya aplicación "está siendo estudiada en profundidad para que los afectados puedan acogerse a las distintas líneas de ayudas que se proyecten".

    También se ha solicitado a todas las entidades financieras que sean "especialmente sensibles" ante la situación y, por tanto, que se arbitren nuevas operaciones de refinanciación y de crédito en las que se reconsideren los tipos de interés, periodos de carencia, plazos, etc.

     En este sentido, ha anunciado que se van a solicitar ayudas para reparar infraestructuras y los kilómetros de caminos rurales, tanto de tierra como de asfalto, que se encuentren en malas condiciones, y se va a insistir en que el reparto de ayudas en este sentido sea en adelante proporcional al número de explotaciones y de vías agrarias con relación al Pan Encamina2.

Se estudia por parte municipal eximir o aplazar el pago del IBI rústico


    Asimismo el Ayuntamiento estudia la posibilidad de eximir o aplazar del pago del IBI rústico a todas las explotaciones afectadas, al tiempo que se han solicitado, tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía, ayudas para la contratación de pólizas de seguros, de manera que sean subvencionadas o apoyadas económicamente para que no resulten tan costosas para el agricultor.

    Las zonas más afectadas han sido la parte norte de Santa María del Águila, la zona de La Maleza, el Polígono de La Redonda y Las Norias de Daza, así como el entorno de la Balsa del Sapo, en donde se concentra el mayor número de fincas y parcelas inundadas, estructuras agrícolas en el suelo, naves industriales anegadas y caminos cortados por el agua.