Septiembre se abre con desazón por la atonía del mercado de aceite y aceituna

0
81

EFE.- Comenzando por el aceite; que los precios sean bajos no parece una novedad, sino una constante que amenaza con convertirse en un mal estructural, más aún cuando se presenta otra campaña media-alta, similar a la pasada, con cerca de 1.400.000 toneladas de aceite de oliva que habrá que colocar de nuevo, y sobre todo, en el exterior.

El Sistema de Información de Precios en Origen del Mercado de Contado de aceite de oliva (POOLred) recoge entre el 27 de agoto y el 2 de septiembre pocas operaciones (22), con un volumen de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras de algo más de 2.000 toneladas, un 62,82 % menos que semana anterior.

Ascensos en las cotizaciones del virgen extra (+3,66 %, hasta 1,99 euros/kg), y los vírgenes (+0,03 % y 1,72 euros/kg), frente a las caídas para los lampantes (-0,21 % y 1,62 euros/kg), mientras que no ofrece cotizaciones para los aceite de inferior calidad, que la semana anterior cotizaban a apenas 1,20 euros.

Respecto al mismo período de 2010, se acumulan depreciaciones para vírgenes extra (-1,87 %), vírgenes (-6,45 %) y lampantes (-4,42 %), según POOLred.

Por su parte, del 2 de agosto al 2 de septiembre se han producido 230 operaciones (-35,39 % respecto al mes anterior), con un volumen de 20.960 toneladas, lo que representa un descenso del 37,49 %.

Caen los lampantes (-1,33 %) y vírgenes extra (-0,10 %), se mantienen los vírgenes y se disparan los aceites de calidad inferior, con un contundente 68 % más.

En el mercado de referencia de Córdoba, septiembre ha llegado con caída de precios para vírgenes (1.713 euros/t), vírgenes extra (1.893-1.983 euros/t) y aceites de girasol (1.010 euros/t) debido a la baja cifra de ventas, con la única estabilidad del lampante (1.623 euros), según apuntó hoy la lonja de Asaja en la provincia.

En el Mercado de Futuros del Aceite de Oliva (MFAO) se han realizado entre el 25 y el 31 de agosto de 2011 un total de 549 contratos de futuros, a precios de 1.560-1.720 euros/tonelada.

Respecto a otras grasas en los mercados internacionales, esta semana se producen alzas de alrededor del 3 % en los aceites de soja crudo, hasta 900-965 euros por tonelada, mientras que se mantienen los de maíz crudo y refinado -entre 1.100 y 1.400 euros- y los de girasol, en unos 855 euros/t.

Por su parte, los datos de las ventas de aceites de oliva por parte de los envasadores no son nada buenos, tras caer un 4,19 % de media en lo que va de campaña de comercialización -octubre de 2010 a julio de 2011-, hasta 292,79 millones de litros.

Por categorías, según los datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), disminuyeron las ventas de vírgenes extra (-8,59 %), oliva "suave" (-6,55 %) y oliva "intenso" (-1,93 %), aunque se salvó el virgen, que triplica la cifra de ventas de la campaña anterior.

Y tampoco el aceite de orujo de oliva levanta cabeza (-6,95 %).

Por su parte, la campaña del verdeo arranca en zonas del Aljarafe sevillano, con una previsible caída del 20 % en la producción (hasta 400.000 toneladas de aceitunas de mesa) y menos jornales (-300.000).

El enlace de campaña de aceituna de mesa, unas 461.000 toneladas, es un 50 % superior al año pasado, lo que, unido al menor consumo en España y a unos precios invariables en 15 años, confirma que "el mercado está roto", lo que se acentúa la peor crisis de su historia.

En un contexto de hondas dificultades y, a falta de un plan de reestructuración en el olivar, los operadores continúan sus acercamientos para tejer alianzas comerciales.

Esta semana ha trascendido que el Grupo Castillo de Tabernas ha impulsado la cooperativa de comercialización "Indaloliva", que nace con la suma de 700 ha de cultivo de la provincia de Almería, aunque llegará a 1.000 ha en el primer año de vida.

Se suma a otras iniciativas ya en marcha como la Comercializadora de Aceite Virgen de Extremadura (CAVE), que aglutina desde principios de año a 21 almazaras privadas y el 40 % de la producción regional, sin olvidar las grandes contribuciones para concentrar la oferta de Hojiblanca, Jaencoop, Olivar de Segura, Interóleo Picual, Oleoestepa o "Tierras Altas".

Nuevos proyectos intentan gestarse lejos de luces y taquígrafos, con operadores de aceite de oliva y aceitunas que en algunos casos muestran ambiciosas multisectoriales, con acercamientos hacia el vino y los cárnicos. Habrá que estar atentos.