El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra Mágina cuenta ya con la preceptiva autorización de la Delegación de Jaén de la Consejería de Agricultura y Pesca, para poder iniciar los tratamientos aéreos contra la plaga conocida como “mosca del olivo” en cuanto se alcancen las condiciones técnicas, de acuerdo a los protocolos establecidos por la propia Consejería.

El equipo técnico de la D.O. Sierra Mágina lleva haciendo controles en estaciones situadas en toda la comarca desde el mes de julio, y remitiendo los resultados de los mismos a todas las entidades de Sierra Mágina, y a la Consejería de Agricultura a través de la RAIF (Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía). Según los últimos datos, ya se advierte presencia de la mosca en la mayoría de los puntos de control de Sierra Mágina, especialmente en las zonas más altas, aunque de momento apenas hay picada.

Los tratamientos aéreos son una forma de lucha sostenible contra esta plaga

Hay que recordar que la mosca del olivo es la plaga que más afecta a la calidad del aceite de oliva obtenido en la almazara, por tanto en un sistema de certificación de origen y calidad como la Denominación de Origen Sierra Mágina, su control es esencial. Por eso, y dado el carácter endémico de la plaga en esta zona montañosa, desde el Consejo Regulador siempre se ha actuado para la lucha integrada contra la misma.

De hecho, los tratamientos aéreos son una forma de lucha sostenible contra esta plaga, ya que los consumos y costes son mucho menores que si los agricultores tuvieran que efectuar esos tratamientos con sus medios propios. Además el seguimiento semanal de la plaga permite actuar contra la misma de forma simultánea en el momento técnicamente más apropiado, cosa que sería muy complicada si cada agricultor tuviera que tratar por su cuenta.

Además para esta campaña el insecticida utilizado es el spintor cebo, que está autorizado para agricultura ecológica, por tanto el daño medioambiental que genera es mucho más reducido que otros insecticidas.

Las temperaturas moderadas de este verano pueden suponer una mayor incidencia de la plaga en las próximas semanas, tal y como apuntaban desde la organización agraria COAG hace unos días, aunque dependerá de cómo continúe la meteorología. En todo caso, desde Sierra Mágina los técnicos seguirán controlando para realizar el tratamiento en el momento más adecuado. Estos los tratamientos aéreos, a los que también va a recurrir la DO Sierra de Segura, son una forma de lucha sostenible contra esta plaga finalizarán a lo largo del mes de octubre, teniendo en cuenta también las fechas de adelanto de la recolección en muchas cooperativas para obtener aceites tempranos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here