La Guardia Civil en La Rioja ha detenido a siete personas como presuntas autoras de un delito de explotación laboral a trabajadores lusos, que trasladaban desde Portugal a la localidad riojana de Nalda, donde las alojaban en un sótano sin ventilación y estaban en una situación deplorable de salubridad.

La Guardia Civil, en una nota, se ha referido este viernes 25 a la operación “Ceibe”, que ha permitido desmantelar una trama de explotación laboral, saldada con la detención de cinco hombres y dos mujeres, con edades comprendidas entre 23 y 60 años, naturales de Portugal y vecinos de Nalda.

A estas siete personas se les considera presuntas autoras, en diferentes grados de participación, de los delitos contra el derecho de los trabajadores y de detención ilegal.

Los alojaban en el sótano de una vivienda carente de ventilación donde también tenían que dormir y cocinar

La investigación se inició el pasado mes de octubre, con el fin de constatar si varias personas residentes en Nalda eran sometidas a una situación de explotación laboral.

EXPLOTACION LABORAL LA RIOJA 2Las actuaciones determinaron que los detenidos se dedicaban a captar, mediante el engaño, a compatriotas lusos en su país de origen, principalmente varones en riesgo de exclusión social y con escasa cualificación laboral.

Los detenidos ofrecían a estas personas realizar tareas agrícolas en La Rioja a cambio de un buen salario, seguro, alojamiento y manutención, pero, cuando las víctimas entraban en la comunidad riojana, las trasladaban a Nalda, a unos 18 kilómetros de Logroño.

Alojaban a esos trabajadores en el sótano de una vivienda carente de ventilación, en el que también tenían que dormir y cocinar, por lo que se encontraban en una situación deplorable de higiene y salubridad, ha añadido la Guarida Civil.

Según sus datos, por las mañanas los trasladaban en vehículos propiedad de los detenidos a diferentes puntos de La Rioja para realizar tareas agrícolas y, por ocho horas de trabajo, percibían 25 euros, de los que luego les descontaban diferentes cantidades por el alojamiento, la manutención y transporte.

Una de las tres víctimas localizadas en La Rioja llegó a ser retenida en contra de su voluntad al sospechar varios de los detenidos que tenía intención de denunciar la situación que padecía.

Para impedirlo, introdujeron a esa persona en un vehículo y la trasladaron a la fuerza hasta a Guarda (Portugal), donde “la abandonaron a su suerte” y le instaron a que no regresara a España.

La operación, que continúa abierta, sin que se descarten nuevas detenciones en los próximos días, ha sido desarrollada por el Equipo de Delitos Contra las Personas de la Guardia Civil de La Rioja, con la colaboración de la Inspección de Trabajo en La Rioja.

(Fotos: Archivo. Recurso)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here