El grupo Siro y Cerealto han anunciado este jueves15 su integración en una misma compañía, una operación que incluye la puesta a la venta del área de negocio centrado en bollería y pan para centrarse en las categorías de galletas, cereales y pasta. En un comunicado han revelado que pasarán a partir de ahora a llamarse Cerealto Siro Foods y que pese a estos cambios el grupo “seguirá siendo interproveedor de Mercadona”.

La cadena de supermercados es el principal cliente de Siro y concentra el 90 % de sus casi 500 millones de euros en ventas a cierre de 2017, mientras que Cerealto facturó el ejercicio pasado cerca de 160 millones de euros.

Se venderán las fábricas de bollería ubicadas en Burgos, Segovia, Valencia y Valladolid y de pan en de pan en Antequeray Paterna

Cerealto es una sociedad creada en 2012 bajo el auspicio de los dueños de Siro por el que fuera vicepresidente del grupo, Luis Ángel López, y estaba enfocada en desarrollar el negocio internacional de la firma de forma independiente al resto de la empresa, con una identidad, forma jurídica y estructura propias.

Los responsables de Cerealto Siro Foods -con sede en Palencia- han precisado que en el marco de su desinversión del negocio de la bollería y el pan, se venderán las fábricas de bollería ubicadas en Briviesca (Burgos), El Espinar (Segovia), Navarrés (Valencia) y Medina del Campo (Valladolid), así como las de pan en Antequera (Málaga) y Paterna (Valencia).

“Estas líneas de negocio han experimentado un crecimiento notable en los últimos años y presentan excelentes perspectivas de desarrollo. No obstante, requieren de un enfoque y recursos locales que ya no se encuadran en la estrategia del nuevo grupo”, han explicado estas mismas fuentes.

Han apuntado, asimismo, que Mercadona “respalda la estrategia” de Cerealto Siro Foods de desprenderse de estas áreas, e incluso existe el “compromiso” de la cadena por “dar continuidad” a la relación comercial en pan y bollería con el nuevo propietario.

Además, han señalado que el comprador deberá “garantizar el empleo y las condiciones laborales” de sus trabajadores.

Desde Cerealto Siro Foods han insistido en que la concentración de recursos operativos y financieros en galletas, cereales y pasta se debe a que son “líneas de negocio con gamas de producto de carácter global y amplio potencial de crecimiento en diferentes mercados”.

Según sus estimaciones, el nuevo grupo presentará unos datos consolidados a cierre de 2018 de 600 millones de euros de facturación y una producción superior a 400.000 toneladas repartida por 17 fábricas, donde trabajan más de 5.000 personas entre España, Portugal, Italia, Reino Unido y México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here