Solidaridad tecnológica agrícola

0
54

   En el núcleo de estos esfuerzos científicos y tecnológicos está el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), que en la década de los sesenta impulsó la llamada "Revolución verde" que salvó a "1.000 millones de personas del hambre" al elevar la productividad agrícola en muchos países pobres.

    Este centro de investigación, con sede en México y oficinas regionales en países como China, India, Afganistán, Colombia, Etiopía y Turquía, ha desarrollado variedades de semillas de maíz y trigo más resistentes y de mayor rendimiento, así como mejores prácticas agrícolas.

    La colaboración "única entre el CIMMYT, el Gobierno mexicano y nuestras fundaciones asegura que México continuará encabezando el desarrollo agrícola", primero en el país y luego en el resto del mundo, señala el comunicado.

    La combinación de los avances de la ciencia, las nuevas prácticas agrícolas, el uso de la tecnología digital y los esfuerzos innovadores de México "permitirán a los agricultores, aún los más pobres, cultivar y vender más productos", apunta.

    Ante los retos actuales generados por el cambio climático, el crecimiento de la población, el aumento de los precios de los alimentos y la reducción de la superficie cultivable, la innovación agrícola tiene una "importancia crítica", en especial para los países de África subsahariana, donde cientos de millones de personas sufren la hambruna y la pobreza.

    El CIMMYT inaugurará el próximo miércoles sus nuevas instalaciones para la investigación y la capacitación agrícola que fueron donadas por la Fundación Carlos Slim, un evento que contará con la asistencia de los dos magnates.

    Los "laboratorios e invernaderos con tecnología de punta asegurarán el liderazgo sostenido del CIMMYT en el desarrollo de variedades de trigo y maíz de alto rendimiento", las cuales podrán tolerar los impactos del cambio climático, precisaron las fundaciones.

    Este centro promoverá, además de mejores variedades de maíz y trigo a través de las innovaciones digitales, la "información vital sobre el clima, los precios de mercado y nuevas técnicas para mejorar su productividad", apuntaron.

    Una vez aumente la solidez de los avances en México, "la Fundación Bill y Melinda Gates se asegurará que dichas prácticas, así como los recursos necesarios para incrementar la productividad, alcancen a agricultores en África y el sudeste asiático", añadieron.