Sólo las CCAA cántabricas y Baleares se unen para vigilar que se cumplan los contratos lácteos

0
9

      Martínez ha recordado que Cantabria fue "la primera comunidad que apostó" por los registros en las industrias para garantizar el cumplimiento de los contratos lácteos en los que se pactan los precios y las condiciones de recogida de la leche a los productores.

     A la par, la región empezó a trabajar para intentar cerrar un "frente común", al menos, con las comunidades del norte, para sumarse todas a esta estrategia y evitar así que las industrias opten por la deslocalización hacia regiones donde no se realicen estos controles.

     El resultado de ese trabajo es el acuerdo que se va a firmar ahora entre Galicia, Asturias, País Vasco, Baleares y la propia Cantabria.

     Según han explicado fuentes de la Consejería de Ganadería, Galicia ya había seguido los pasos de Cantabria para realizar controles y Baleares había mostrado su voluntad de sumarse. Ahora, y tras la "presión" de las organizaciones ganaderas, se ha conseguido que también Asturias y País Vasco "accedan" a trabajar en la misma línea, indican las mismas fuentes.

     Con el acuerdo que firmarán el lunes las cinco comunidades se comprometen a realizar los mismos registros y a crear un grupo de trabajo para analizar la marcha de esas medidas.

El Magrama deberán endurecer las sanciones y avalar la "tolerancia cero"


      También acuerdan ejercer una posición común para conseguir que el Ministerio endurezca las sanciones en el nuevo paquete lácteo y lo acompañe de un nuevo plan de controles.

      La voluntad de Cantabria es aprovechar este marco de trabajo común para conseguir también que se generalicen los controles en la red comercial para evitar la venta de leche a pérdidas, como ya se está haciendo en esta comunidad.

      La filosofía de la Consejería cántabra es "tolerancia cero" con las posiciones de dominio y frente a las prácticas que pongan "en riesgo el balance" de las explotaciones.

      Además, según ha avanzado la consejera, para que el sector salga "reforzado" de la desaparición de las cuotas lácteas en enero de 2015, se van a impulsar otras medidas en la región, como la creación de un observatorio de precios y una campaña para que los consumidores conozcan las bondades de la leche cántabra y se "impliquen" en la defensa de este sector.