"Somos agricultores: le tenemos miedo a la sequía, no a las elecciones en el campo”

0
1

      La Unión de Uniones de Castilla-La Mancha ha querido explicar de primera mano a los dirigentes estatales, procedentes también de Extremadura, Cataluña, Valencia, Castilla y León y Madrid,  las principales preocupaciones de los agricultores y ganaderos de la región, muchos de los cuales son compartidos. Ambas directivas han trabajado conjuntamente en la propuesta de las medidas que las administraciones implicadas deberían poner en marcha.

Preocupación por los planes de Desarrollo Rural

     Entre las cuestiones de mayor importancia que se están debatiendo en el conjunto del Estado y asimismo en Castilla-La Mancha está la elaboración de los futuros planes de Desarrollo Rural que deberán contener medidas de transcendencia para los agricultores y ganaderos, tales como ayudas a incorporación de jóvenes, planes de mejora, indemnizaciones a zonas con limitaciones naturales, ayudas agroambientales y, en definitiva, las relacionadas con la reforma estructural del sector.

      Existe inquietud en la organización acerca de si las Comunidades Autónomas están preparadas para sacar adelante estos planes asumiendo el mayor esfuerzo financiero al que les obliga la reducción de la cofinanciación del Ministerio de Agricultura. En el caso de Castilla-La Mancha, para mantener en el período 2014/2020 un paquete de ayudas similar al del 2007/2013, la Junta de Comunidades  tendría que aportar 422 millones de recursos propios, lo que supondría casi multiplicar por dos la contribución actual.

El precio del vino y la sequía dan intranquilidad a los agricultores

     Por otro lado, la Unión de Uniones ha evaluado la situación del sector vitivinícola, con precios del vino que están ya rondando los bajos niveles de 2011. Estando en el último tramo de la campaña, la organización considera que es necesario que se tomen medidas con el fin de que no se repitan en la próxima vendimia los episodios de caídas del precio de la uva y de colapsos en la recepción.

     La organización ha presentado en días pasados sus propuestas al Ministerio en una reunión mantenida con el Director General de Industrias Agrarias y confía en que sean también recogidas y apoyadas por la Administración regional.

      No obstante, en el horizonte más inmediato, la sequía ocupa el primer lugar entre las preocupaciones de los agricultores y ganaderos. La organización ha acogido con satisfacción las medidas publicadas por la Consejería de Agricultura la pasada semana estableciendo excepciones a las normas PAC de determinadas ayudas directas y ambientales  en los herbáceos de secano.

     No obstante, de prolongarse la ausencia de lluvias las explotaciones agrarias tendrán que afrontar pérdidas de producción e incrementos de costes de producción que necesitarán de medidas extraordinarias, algunas de las cuales, como ayudas de mínimis, créditos subvencionados y bonificaciones fiscales y sobre los seguros sociales, han sido solicitadas ya por la organización al Subsecretario de Agricultura, Jaime Haddad y que se trasladarán igualmente a la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha.

Elecciones agrarias

     Entre otros asuntos, ambas directivas, han trabajado sobre la Ley de Representatividad Agraria que implicará la convocatoria de elecciones en el sector agrario en todo el Estado. La experiencia de los representantes de Cataluña y Castilla y León, que en las consultas celebradas en sus respectivos territorios han resultado elegidas mayoritariamente como más representativas por los agricultores y ganaderos, es muy valiosa para otras regiones, como Castilla-La Mancha en donde dicho proceso no se ha llevado a cabo desde 1978, cuando la mayoría de las organizaciones agrarias del paisaje sindical actual ni siquiera existían.

    En relación a las noticias aparecidas en ciertas medios acerca de que la Ministra de Agricultura podría replantearse un aplazamiento de la convocatoria de elecciones en el sector agrario, el Coordinador Estatal, José Manuel de las Heras y el Secretario Regional, Jorge Rodríguez, se han manifestado a favor de que los agricultores y ganaderos puedan elegir democráticamente a quien prefieren para que defiendan sus intereses profesionales y haciendo un recuento de los dirigentes de ambas ejecutivas ambos se han mostrado de acuerdo en que “nosotros somos agricultores y ganaderos: a lo que le tenemos miedo es al daño que nos puede hacer la sequía, no a los resultados que podamos obtener en unas elecciones al campo”.

      Entre tanto, la Unión de Uniones espera poder mantener con el Ministerio a nivel estatal y con la Consejería de Agricultura a nivel regional, una interlocución fluida y leal en beneficio de los agricultores  y ganaderos y del sector agrario del conjunto del Estado y de Castilla-La Mancha.