Soria reitera que plantas de purines tendrán una rentabilidad "razonable"

0
5

EFE.- Así lo ha asegurado Soria en respuesta a una pregunta de Teresa Cunillera, diputada del Grupo Parlamentario Socialista (GPS).

En su intervención, Soria ha insistido en que el Gobierno no retirará los incentivos a la energía que producen las plantas de purines como señala el PSOE, sino que se “disminuirán”, aunque precisó que “tendrán una rentabilidad razonable” del 7,5 %.

Soria ha apuntado que el Gobierno opta por seguir incentivando tecnologías para la generación de electricidad basadas en energías renovables, cogeneración y residuos, incluidas las plantas de purines, pero se preguntó si la sociedad española “puede permitirse” seguir pagando como hasta ahora en su factura de la luz, porque hay que reflejar en ella las primas a estos sectores.

Según los datos que aportó el ministro, cada año se producen en España 50 millones de metros cúbicos de purines, pero las 33 plantas que se han creado desde 1999 sólo realizan el tratamiento del 5 % del total, apenas 2,5 millones de metros cúbicos.

De igual modo, ha recordado en relación a estas plantas que, desde 1999 y entre los precios de la luz y las primas, el coste que se paga por ellas suma 3.085 millones de euros, lo que sufragan en su factura ciudadanos e industrias.

Por su parte, la diputada socialista Teresa Cunillera ha lamentado que la respuesta parlamentaria la hiciera el titular de Industria y no del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, como habían solicitado hace un mes y, mientras tanto, “están cerrando las plantas” de tratamiento de purines.

Ha acusado al Gobierno del PP de instalarse de forma “permanente” en la “herencia recibida” para sortear los problemas, tras defender que con el anterior Ejecutivo las plantas de purines “funcionaban perfectamente”.

En su opinión, el recorte a las primas no solucionará el déficit de tarifa, sino que “lo hará pagar, como siempre, al consumidor”; “las decisiones del Gobierno provocarán que el sector del porcino quede “comprometido”, porque, después de haber acometido inversiones en este capítulo, las plantas que han puesto en marcha en los últimos años “no tienen futuro”.

“Entre ustedes se han ido pasando este tema, como un aparta de mí este cáliz, y al final se lo tomarán quienes tienen los problemas con los purines”, ha asegurado.