El consumo hortofrutícola en los hogares españoles se redujo durante el último año móvil (entre marzo de 2015 y febrero de 2016), con variaciones que oscilan entre el descenso de compras de cerezas (-32,5 % en volumen y -20 % en valor) y el incremento de las de lechugas (+1,1 % volumen y +16,6 % valor).

Según los últimos datos del Panel de Consumo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, los hogares españoles consumieron un total de 4.412,1 millones de kilos de fruta fresca el último año móvil (-3,7 %) y 3.659,1 millones de kilos de hortalizas y patatas (-3,0 %).

El gasto doméstico en frutas se situó en 6.001,7 millones de euros (+1,5 %) y el desembolso en verduras y patatas frescas sumó 5.081,4 millones de euros (+2,2 %). Según el Panel de Consumo Alimentario en el Hogar del Ministerio, el consumo anual por persona de fruta alcanzó 98,89 kilos y el de hortalizas y patatas 82 kilos.

En el mes de febrero, la ingesta de frutas ascendió a 336,9 millones de kilos (+3,2 % respecto al mismo mes de 2015) y a 463,3 millones de euros (+7,9 %); la de verduras y patatas alcanzó 293,8 millones de kilos (+6,7 %) y 413,3 millones de euros (+5 %).

En enero, la compra de frutas se situó en 335,7 millones de kilos (-6,3 % respecto al primer mes de 2015) y a 448,3 millones de euros (-1,2 %); la de verduras y patatas alcanzó 300,2 millones de kilos (-0,1 %) y 411,7 millones de euros (-2,8 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here