Taiwán mira a la manteca de cerdo de España como alternativa tras un escándalo alimentario

0
26

      Todo el aceite derivado de manteca de cerdo de dos importantes empresas de Taiwán -Cheng I Food y Ting Hsin Oil & Fat- ha sido retirado y ya se siente la escasez de este producto, por lo que el Ministerio de Economía anunció una rebaja de entre el 10 y el 20 por ciento a la tasa arancelaria para la importación de manteca, a partir del 13 de octubre.

     La Administración de Alimentos y Medicinas, dependiente del Ministerio de Salud y Bienestar de Taiwán ordenó el sábado, la retirada del mercado de 54 tipos de productos de Ting Hsin Oil & Fat, ya que esta empresa no presentó certificados fiables de que sus importaciones de manteca de Vietnam eran aptas para consumo humano.

     Unas 3.646 toneladas de productos de Ting Hsin tienen que ser retirados antes del 14 de octubre, dijo el jefe en funciones de la administración alimentaria, Jiang Yu-mei. El descubrimiento del uso de grasas no aptas para el consumo humano en el aceite de manteca de cerdo de varias empresas hizo que la Administración de Alimentos y Medicinas de Taiwán endureciese las exigencias para la importación de estas grasas, exija ahora certificados oficiales y no acepte ya el emitido por empresas privadas.

Se abren las puertas a nuevas exportaciones de calidad, como la de España


     Estas medidas favorecen a los exportadores de manteca de cerdo que cumplen con las normativa alimentarias, y van a frenar las importaciones baratas, pero de mala calidad.

     Según datos del director general de la Administración de Alimentos y Medicinas de Taiwán, Chiang Yu-mei, España es en la actualidad la principal fuente de importaciones de manteca comestible.

     Taiwán ha sido sacudida, en 2013 y 2014, por varios escándalos alimentarios relacionados con el aceite, tras descubrirse adulteraciones y el uso de grasas no aptas para el consumo humano en sus productos locales.

     Las empresas Ting Hsin Oil & Fat Industrial Co. y Cheng I Food Co., acusadas de mezclar grasas para uso no humano en sus aceites, han anunciado que interrumpirán sus operaciones hasta que los consumidores recuperen la confianza en sus productos.

(Foto: Archivo Recurso)