La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha defendido este martes 3 que España es una realidad forjada “durante siglos” por “un conjunto de pueblos, lengua, tierras y productos”.

Así lo ha puesto de manifiesto en la vigésimo novena entrega de Premios Alimentos de España que se ha celebrado en la sede del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En su alocución, la ministra ha resaltado que “gracias al esfuerzo y al trabajo de todos” se ha conseguido situar a los alimentos de España en la más “alta consideración”, como revelan los datos de exportaciones, de llegadas de turistas internacionales, el éxito de a gastronomía española o de los productos como el aceite, el vino o el queso en concursos internacionales.

“Los alimentos de España toman fuerza y espíritu renovado”, ha subrayado, en el marco de un sector agroalimentario, que es “uno de los pilares fundamentales de la economía”.

De cara al futuro, la ministra ha avanzado que su Departamento trabaja para dar “un paso más” con una estrategia que coloque la alimentación como instrumento de canalización de otros sectores de actividad como la gastronomía, el turismo, la cultura, el deporte, la educación, el medioambiente y la salud.

Premio extraordinario para Inlac por su defensa de los intereses de ganaderos,  industria láctea y distribución

El premio extraordinario Alimentos de España ha sido para el vicepresidente de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac), Ramón Artime, por su trabajo en momentos “nada sencillos” y la defensa de los intereses de los ganaderos, la industria láctea y la distribución.

Tras recibir una importante ovación al asegurar que se siente “especialmente honrado” por llevarse a casa un diploma con el nombre de España, Artime ha definido a los premiados como un buen ejemplo de cómo funciona el sector agroalimentario: desde la tradición buscando la excelencia, respetando y cuidando a los productos.

En su intervención, también ha repasado los acontecimientos recientes del sector lácteo, que tras el fin de las cuotas después de tres décadas sufrió un importante “desequilibrio” que se pudo aliviar en parte con el acuerdo para la sostenibilidad entre todos los eslabones de la cadena de valor de la leche.

Aceites: De Almazaras de la Subbética, de Carabuey (Córdoba) a Hacienda Queiles (Tudela), llegando a Venchipa, de Ácula (Granada)

Veinte años lleva el Gobierno reconociendo las propiedades y el sabor de los mejores aceites de oliva virgen españoles; en esta ocasión, el jurado ha reconocido en la modalidad frutado Verde Dulce a Almazaras de la Subbética, de Carabuey (Córdoba), una asidua a los reconocimientos internacionales.

En la modalidad de frutado maduro ha sido distinguido un aceite de oliva navarro, el de Hacienda Queiles, que se produce en Tudela y ha llegado a los exigentes mercados de Canadá, Japón o EE.UU.

Pero el mejor aceite de la campaña 2016/2017 -también ganador en la modalidad de frutado verde amargo- ha sido para la empresa Venchipa, de Ácula (Granada), que es una pequeña empresa familiar que produce a pequeña escala, pero de calidad extrema, que se disfruta en lugares “tan dispares como EE.UU., Japón o Catar”.

Dos jamones premiados: El serrano Añejo Hembra de la empresa Nico Jamones y el íberco de bellota Encinares del Sur, en Belmez (Córdoba)

Los primeros Premios Alimentos de España al mejor jamón tiene dos modalidades; la primera de ella es la de “Jamón Serrano u otra figuras de Calidad Reconocidas”, en la que ha resultado ganador el “delicado” jamón serrano Añejo Hembra de la empresa Nico Jamones.

Para el jurado, el mejor jamón de bellota ibérico ha sido para el de Encinares del Sur, en Belmez (Córdoba), de la Denominación de Origen Protegida de los Pedroches.

El Mejor vino se queda en Cataluña, con un garnacha de Bodegas Torres: Grans Muralles 2010

Y el Premio Alimentos de España al Mejor Vino ha ido a parar a Cataluña, al tinto “Grans Muralles 2010” elaborado por Bodegas Torres con uva garnacha tinta, Monastrell, Querol, Cariñena y Garró, y envejecido durante 18 meses en barricas nuevas de roble francés.

Entre los reconocimientos para las entidades, se han entregado premios a grandes empresas como el Grupo Alimentario Citrus, presente en cinco comunidades autónomas y que ha conseguido el premio a la industria alimentaria, o Cascajares, a quien se ha valorado por su estrategia de internacionalización.

También ha habido hueco para los emprendedores, como los jóvenes empresarios de Cerex, que han vinculado la cerveza artesanal a los sabores de su tierra, Extremadura, como la bellota, la castaña o el jamón ibérico, y reconocimiento a la tradición, como la de las recetas de Antonio Cosmen en los fogones de la Cruz Blanca de Vallecas.

La producción ecológica ha estado presente gracias al galardón a Frecamar, Premio Alimentos de España a la Producción de la Pesca y la Acuicultura, y a Hifas da terra, una empresa que combina en su empresa la producción de setas gourmet, con complementos alimenticios o la generación de biomasa.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here